Noticia DC: la lectura del vestuario blanco al acabar segundos en 2019

Los jugadores consideran que podrían ser líderes y con cierta ventaja sobre el Barça de no ser por varios infortunios.


Benzema y Zidane

Benzema y Zidane




Una distancia que en el seno del club ven totalmente salvable. El Real Madrid se ha propuesto ganar esta Liga como sea y, a pesar de que hayan acabado segundos en la primera vuelta, no temen al Barcelona. En su visita al Camp Nou comprobaron en primera persona la debilidad del conjunto azulgrana. De no ser por Hernández Hernández y la mala aplicación del VAR, el conjunto de Zinedine Zidane habría salido de la Ciudad Condal con tres puntos más que los de Valverde. Los jugadores acabaron el partido con la sensación de que habían sido realmente superiores. (Los mensajes de los jugadores del Madrid antes de la navidad).

En el caso del enfrentamiento ante el Athletic, fue distinto. Si bien es cierto que el colegiado Cordero Vega estuvo realmente acertado, esta vez fue la mala fortuna la que se cebó con el Real Madrid. Los blancos se encontraron con la madera hasta en tres ocasiones y Unai Simón, el meta vasco, fue el mejor del conjunto visitante. Cuando estas circunstancias se dan, es realmente difícil sobreponerse. Al igual que contra el Barcelona, el Real Madrid fue muy superior a su rival pero no se consiguieron los tres puntos. 

Con todo y con ello, el vestuario asume que se han dado una serie de infortunios que han impedido el liderato. Sin embargo, no dudan de sus capacidades y aseguran que podrán revertir la situación. La distancia con los azulgranas es muy pequeña. Ahora, los pupilos de Zidane descansarán unos días por las vacaciones de navidad para "recargar las pilas" y con un objetivo claro: ganar LaLiga.




DEJA TU COMENTARIO