Noticia DC: Zidane se frota las manos con su plan para el nuevo Modric

  • El técnico francés está dosificando al croata desde el comienzo de la temporada y los resultados no puede ser mejores porque el crack está a un nivel excelso
Modric y Zidane Modric y Zidane
Zidane, entrenador del Real Madrid; y Modric, jugador del club blanco. FOTO: DC

Luka Modric tuvo antes y un después en su carrera deportivo el 3 de diciembre de 2018. El centrocampista croata, tras una temporada inolvidable a nivel individual y colectivo (‘Decimotercera’ Champions del Real Madrid y subcampeón del Mundial de Rusia), levantó el Balón de Oro, acabando con la dinastía de Cristiano Ronaldo y Leo Messi, pero su caída fue un picado.

El crack de Zadar ofreció, como todos y cada uno de los jugadores del conjunto madridista la pasada temporada, un rendimiento muy pobre que puso en ‘jaque’ su continuidad en el club blanco. Nada más lejos de la realidad. Zinedine Zidane asumió de nuevo las riendas de un equipo hundido y contó con Modric para su nuevo proyecto.

El medio balcánico, a sus 34 años, vio como jugadores como Dani Ceballos, que le podían poner en algún aprieto por el puesto, se marchaban, mientras que otros que también podían hacerlo como Eriksen o Van de Beek no ficharon. Así tenía vía libre para ser titular, pero no lo iba a tener tan fácil con la irrupción de Fede Valverde.

De ser suplente en el derbi o el Clásico o vivir su mejor temporada goleadora en el Madrid

El uruguayo tardó en arrancar, pero ahora transmite la sensación de ser un futbolista insustituible por todo lo que abarca sobre el verde, mientras que Modric también lo pasó muy mal con alguna lesión al comienzo de la temporada y que ahora ya es historia. Zidane conoce el trabajo y la calidad del jugador, pero es consciente de que no debe ‘quemarlo’, jugándolo todo.

Así, el técnico francés, tal y como ha podido saber Defensa Central, lo está dosificando desde el comienzo de la temporada como hizo con Cristiano Ronaldo en la 2017-2018. Tardó en darle protagonismo (fue suplente ante el Atlético de Madrid y el Barcelona en el Wanda Metropolitano y en el Camp Nou, respectivamente) porque no estaba a su mejor nivel, pero ahora lo ha recuperado y sigue creciendo aún más con el paso de los partidos.

Modric ha disputado hasta la fecha 21 partidos (13 como titular) y ya ha marcado cinco goles (su mejor marca en el Madrid después de ocho temporadas) y ha dado cinco asistencias, pero su importancia va más allá de los números. Además, el croata atraviesa un nivel físico excelso, lo que le permite brillar con el balón en los pies tanto en un área como en otra. Zidane no lo dio por muerto y ahora se frota las manos.