Florentino no quiere sustos y charló con todos los jugadores antes de la final de la Supercopa

El presidente del Real Madrid acudió al entrenamiento de éste viernes para recordarles lo importante que es ganar al Athletic


Florentino Pérez

Florentino Pérez




Después de ganar el clásico al Barcelona, Florentino respiró tranquilo. El partido llegó hasta la prórroga y Joan Laporta se frotaba las manos en el palco. Sin embargo, todo siguió su curso y Valverde dio la estocada final a un equipo conformista con la derrota. 

El propio presidente del Barça soltó un discurso de película de Hollywood: "Estoy muy orgulloso de vosotros. No se ha conseguido, pero habéis luchado hasta el final. Estamos en el camino correcto". Pamplinas que, en un club serio, nunca deberían ser aceptadas. 

Florentino Pérez, por suerte, no es así. En el Real Madrid sólo vale ganar. Mientras que a algunos les basta con jugar bien y plantar cara, los que llevan la camiseta blanca sólo entienden un idioma: el de la victoria.

Diferencias

Hablando de idiomas, alguien le podría decir a Laporta que el 70% del vestuario culé no habla catalán y que su discurso hortera y risible solo entendieron unos pocos. Ya hay que ser desastre.

Florentino Pérez, un hombre de éxito, no quiere sustos el domingo y les ha recordado a sus jugadores en el entrenamiento de éste viernes que quiere volverse a España con la copa bajo el brazo. Aquí no sirve otra cosa.




DEJA TU COMENTARIO