Ancelotti ha aprovechado el parón para pedirle perdón a uno de sus jugadores: “Mereces jugar más, lo siento”

Es consciente de que el reparto de minutos no es justo con él


Ancelotti y jugadores

Ancelotti y jugadores




Sin embargo, no les pudo dar a todos los minutos que merecían. En una plantilla con tanto nivel y en la que se juega tanto, es difícil conseguir un reparto justo, que permita a todos jugar lo que merecen.

Eso mismo está ocurriendo este curso. Aunque el de Reggiolo está utilizando las rotaciones mucho más, lo cierto es que con tantos jugadores de primer nivel, no todos pueden estar sobre el césped tanto.

Pero, si algo hace diferente a Carlo, es que sabe cómo tratar estos casos. Es muy sincero con sus jugadores y, aprovechando el parón de selecciones, para pedirle perdón a uno de sus futbolistas.

Se trata de Vallejo, que al final de la temporada pasada rindió a gran nivel los partidos que jugó, pero esta todavía no ha debutado. Por eso, el técnico madridista se ha sincerado con él.

Es un futbolista que aprecia mucho y al que respeta al máximo por su profesionalidad, ganas, y que nunca pone una mala cara a pesar de que sabe que su papel es de un actor secundario.

De hecho, Carlo ha sido muy honesto con Vallejo y, al verle entrenar, se lo ha dicho a la cara: "Lo siento, te mereces jugar más", le ha llegado a decir en Valdebebas el técnico, según nos han confirmado fuentes cercanas a Defensa Central.

El fichaje de Rüdiger sin duda fue una mala noticia para él. Por delante en la rotación tiene, además del alemán, a Militao, Alaba y Nacho, lo que le deja como el quinto hombre.

Sorprendió la temporada pasada

Con el la Liga ya en el bolsillo, Vallejo tuvo su oportunidad de jugar en las últimas jornadas de la temporada pasada, y ahí fue donde sorprendió, no sólo a los aficionados, sino al cuerpo técnico.


El central maño demostró estar a un gran nivel, rindiendo y jugando con mucha soltura, para no haber disputado muchos minutos. Pero sobre todo destacó su gran forma física.

Sin ritmo competitivo, fue un 'toro', incansable en la presión y en los choques. No tuvo fatiga muscular y no pareció resentirse por esa falta de ritmo. Una grata sorpresa, que demostró que estaba listo siempre que se le necesite.




DEJA TU COMENTARIO