El Madrid da el 'zarpazo' al Barça y se apunta la Supercopa

  • Los de Laso, con Campazzo (16 puntos y 6 rebotes) como MVP, se impusieron a los de Pesic (89-79) alzando el primer título de la temporada
Campeones Supercopa Campeones Supercopa
Los jugadores del Madrid, celebrando la Supercopa ante el Barça.
Defensa Central Defensa Central

El Real Madrid se ha llevado la ‘guerra’ ante el Barcelona (89-79) en el WiZink Center y se ha proclamado Supercampeón de la ACB con Facundo Campazzo (16 puntos y 6 rebotes) como MVP de la final. Pablo Laso y sus pupilos, con un enorme esfuerzo defensivo con Deck a la cabeza y ofensivo con el base argentino y Rudy como estiletes, se 'cargaron' en un gran segundo cuarto (27-13) a los de Svetislav Pesic, cuyo mejor hombre fue Brandon Davies (23 puntos) y Mirotic firmó una buena actuación ante los abucheos constantes de la grada por su pasada madridista.

El duelo, como se antojo entre los dos eternos rivales, comenzó con mucha más tensión que juego y el Barça aprovechó para ponerse 0-6 en los cuatro primeros minutos hasta la irrupción de Deck. El Madrid entonces reaccionó y se puso 8-6, ampliando la distancia paulatinamente (21-14) de la mano de Campazzo (5 puntos, 4 rebotes y 3 asistencias) y Carroll (7 puntos). Dos triples de Delaney cerraron unos primeros 10 minutos de poder a poder (21-20).

El Barça apretó, pero los de Laso dieron un puñetazo encima de la mesa al comienzo del segundo cuarto para romper prácticamente el partido Rudy (8 puntos en 9 minutos), empequeñeció todo el potencial ofensivo de los azulgranas. Deck (7 puntos y 4 rebotes) y Mickey (8 y 5). Entonces Laprovittola, en su estreno, metió un triple ponía la máxima del partido con el 47-29 en el 18’ antes de irse al vestuario con un 48-33.

Pesic leyó la cartilla a los suyos en el descanso y Davies se echó al equipo a la espalda para bajar la renta de los 10 puntos frente a la labor defensiva y ofensiva de Rudy y Deck. La sangría parecía estar controlada, pero el exmadridista Mirotic, por momentos fuera del partido; y Hanga igualó la contienda de cara al último cuarto (69-63).

En el último y decisivo cuarto, el Madrid, ante un nuevo arreón azulgrana colocándose a 4, mostró su ADN competitivo y ganador y, desde la defensa, comenzó a ganar el partido con la valentía de Deck, la brega de Reyes bajo tableros, los intangibles de Rudy que acabó cojo, la manita de Laprovittola y el mejor Llul. Pero el Barça no había dicho su última palabra y se colocó a cinco (84-79, minuto 38), pero la reacción fue un espejismo. El MVP Campazzo hizo el resto para proclamar Supercampeón ACB al Madrid (89-79).