Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El árbitro se volvió a empeñar en quitarle dos puntos la Castilla

  • Un penalti totalmente inexistente provocó el empate del Amorebieta en el minuto 88
Solari da instrucciones a Sergio Díaz Solari da instrucciones a Sergio Díaz
El Castilla tenía atado el partido, pero acabó empatando
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

El Real Madrid Castilla afrontaba este sábado una nueva oportunidad de oro para entrar de lleno en los 'play-offs' de ascenso a Segunda División. Pero como tantas otras veces acabó topándose con un árbitro que no estuvo a la altura y acabó cediendo un injusto empate a dos merced a un gol de penalti de los locales en los últimos minutos del partido.

La ocasión para sumar los tres puntos era ideal, ya que el equipo de Solari visitaba a un equipo que coquetea con los puestos de descenso. De hecho, el filial salió muy enchufado al encuentro, ya que suyas fueron las primeras ocasiones del partido. Febas, Sergio Díaz y Hermoso tuvieron oportunidades para adelantar a los blancos, mientras que el Amorebieta solo podía recurrir a las faltas para frenar el buen juego coral de su rival.

Así, mediada la primera parte un genial pase entre líneas de Enzo Zidane dejó solo a Campuzano para que este superar al portero rival y colocara el 0-1 en el marcador. Para entonces la superioridad era evidente y el equipo vasco prácticamente no inquietaba la portería de Luca Zidane. Sin embargo, el Amorebieta poco a poco logró ponerle algo de intensidad al partido y gozó de un par de buenas ocasiones para empatar antes del descanso, aunque el portero merengue dejó claro que estaba entonado en el partido.

Tras la reanudación Febas dio un mazazo a su rival haciendo el 0-2 a los dos minutos de juego. Todo parecía sentenciado, pero el equipo local adelantó líneas y poco a poco logró meterse en el partido. Orbegozo puso el 1-2 en el minuto 60 en un claro mano a mano; y poco después Luca tuvo que emplearse a fondo para sacar una clara doble ocasión, mientras que enfrente Federico Valverde perdonaba la sentencia.

Y en estas empezaba a consumirse el partido cuando el colegiado (Iosu Galech Apeztegia) decidió regalarle dos puntos al Amorebieta. El trencilla del colegio navarro señaló pena máxima por una acción de Valverde sobre Javi Sánchez cuando este entraba en el área. Y de nada sirvieron las protestas del filial, porque Javi Rodríguez superó a Luca y puso el definitivo 2-2 en el minuto 89. Un resultado que mantiene al Castilla a un partido de distancia de la cuarta plaza, pero que le deja con mal sabor de boca por cómo se produjo.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información