El jugadón 'ronaldiano' de Mariano ante el St. Etienne

El canterano madridista sigue asombrando por sus goles... y por su juego


Mariano Díaz sigue asombrando en Lyon

Mariano Díaz sigue asombrando en Lyon




Hay que remontarse a 40 años atrás para encontrar al último jugador del Olympique de Lyon que marcó tantos goles en el inicio de Liga. Ni Juninho Pernambucano, ni Karim Benzema ni Lacazette lo lograron en su momento, por lo que en la ciudad del este de Francia andan como 'locos' con la progresión de su futbolista. No en vano, solamente invirtieron 8 millones de euros en su contratación, si bien el Real Madrid todavía conserva el 40 % de los derechos federativos del futbolista, por lo que su vuelta le saldría bastante más barata o incluso podría ingresar más dinero si se diera una nueva venta del delantero.

De hecho, en el club blanco ya no descartan que el próximo verano intenten repescar a Mariano aunque no dispongan realmente de una cláusula de recompra por él. Las relaciones del Real Madrid con el Olympique son magníficas (el presidente merengue es muy amigo de Aulas, dirigente del equipo francés), por lo que seguramente todo sería cuestión de poner más dinero sobre la mesa que el ingresado hace cinco meses por su venta.

Todo dependerá de cómo continúe siendo el rendimiento del futbolista en Francia. Como decimos por ahora su inicio de curso no puede estar siendo mejor porque va camino de hacer cerca de 25 goles en la temporada con su nueva camiseta, un registro que sería estratosférico y que le colocaría como candidato a estar en el Mundial de Rusia con la selección española. Aunque la realidad es que Mariano no solo está brillando por sus dianas, porque en Lyon también está demostrando que se está convirtiendo en un futbolista mucho más completo que el que estaba en Madrid.

Y la mejor demostración de ello es esta imagen del partido que el Olympique jugó y goleó (0-5) ante el St. Ettenne. En ella podemos ver cómo Mariano hace una jugada que recuerda a uno de sus grandes ídolos, el gran Ronaldo Nazario. El hispano-dominicado hace un doble amago para sorprender a toda la defensa rival y abre con ello justo un hueco para dejarle el balón franco a su compañero, quien remata solo y falla ante el portero... ¡para que luego algunos digan que el canterano merengue tiene ciertas carencias técnicas!




DEJA TU COMENTARIO