El césped del Bernabéu preparado para el regreso del fútbol: luce como una alfombra

Ha sido una de las principales preocupaciones durante el parón por el Mundial


Césped

Césped




En las últimas semanas antes de la cita en Qatar, fue el mayor quebradero de cabeza para los madridistas. Acostumbrados a jugar sobre una alfombra verde, no estaban en su mejor momento, con muchas carencias.

Las obras habían afectado, y aunque se cambió en un parón de selecciones, no terminó de agarrar como debía, y no se le vio al cien por cien. Aun así, el mes de diciembre se antojaba clave.

No han parado de cuidarlo, con lámparas buscando que vuelve a lucir en su máximo esplendor. Se han ido cambiando cada dos o tres días de posición, y parece que se ha logrado el objetivo.

No se juega un partido en el Bernabéu desde el 10 de noviembre, cuando se derrotó al Cádiz, y no se volverá a jugar hasta los últimos días de enero, cuando visite el coliseo blanco la Real Sociedad.

Pero para ese partido, ya está listo para mostrar su nueva imagen. El césped del Bernabéu volverá a ser el tapete que siempre nos había acostumbrado el club, mostrando su mejor versión.

Ni siquiera las incesantes lluvias que han caído durante el otoño en la capital española parecen que le haya afectado. Ha tenido tiempo para arraigar, y ahora sí, debería aguantar hasta final de temporada.


La idea del club es no tener que volver a cambiarlo, y aunque es cierto que las obras le afectan, el trabajo incesante durante el Mundial ha dado sus frutos, y todavía quedan días para seguir recuperándolo al máximo.