Freixa: "En Madrid hay una incomprensión de lo que significa el Barcelona"

  • El candidato a la presidencia del Barcelona ha realizado unas pol茅micas declaraciones
El candidato a la presidencia cul茅 ha realizado unas pol茅micas declaraciones
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

El candidato a la presidencia del Barcelona, Toni Freixa, ha concedido una entrevista al diario 'El Mundo' en la que ha hecho un an谩lisis de la actualidad del club azulgrana. De esta forma, tampoco se ha cortado a la hora de lanzarle alguna que otra 'chinita' al Real Madrid y a la propia capital, ya que al igual que su rival Bartomeu considera que en ella hay una 'mano negra' obsesionada con perjudicarles.

Respecto a lo que est谩 sucediendo en los 煤ltimos meses con el conjunto catal谩n, Freixa se ha apuntado a la moda de alimentar la teor铆a de la conspiraci贸n e incluso ha apuntado en una direcci贸n sin querer dar nombres concretos. "Si vemos todos los episodios de nuestra historia y las relaciones con las autoridades e instituciones de Madrid sabemos muy bien que el Bar莽a es un club que ha sido atacado y al que se ha tratado de perjudicar desde la capital. Desde Madrid hay una incomprensi贸n absoluta de lo que es el Bar莽a y de lo que significa" ha explicado, antes de a帽adir que "el Barcelona ahora es un club d茅bil, todo el mundo se atreve a atacarnos".

Pero adem谩s el candidato a la presidencia no s贸lo se ha quedado ah铆, sino que incluso ha querido hacer una comparaci贸n entre el actual Barcelona y el Real Madrid que se caracter铆z贸 por hacer grandes fichajes en los primeros a帽os de este siglo XXI. "脷ltimamente s贸lo fichamos jugadores, y es algo que me recuerda al Madrid de los gal谩cticos. Nos encontramos en la misma l铆nea. Cada a帽o fichamos a alguna gran estrella y otros muchos jugadores que tienen el peso que tienen, pero no nos basamos para nada en el modelo formaci贸n de talentos de 'La Masia'. Ten铆amos 17 canteranos en 2011, pero ahora tenemos 12" ha se帽alado al respecto. No se trata m谩s que un nuevo ejemplo de que el barcelonismo sigue siendo incapaz de olvidarse del eterno rival, hasta cuando se encuentra en un proceso tan importante como las elecciones a su club.