Ir a versión clásica Ir a versión móvil

¡Qué fácil fue echar a Bale y no hay narices a expulsar a Suárez!

  • El delantero uruguayo 'agrede' sin castigo partido tras partido a sus rivales.
Luis-Suárez-agresiones Luis-Suárez-agresiones
Luis Suárez agresiones
DefensaCentral DC1 DefensaCentral DC1

A Gareth Bale fue fácil expulsarle en el partido ante Las Palmas del pasado miércoles, al contrario que a Luis Suárez, un futbolista con licencia para agredir a los contrarios como se puede comprobar en infinidad de imágenes. 

¡Qué fácil es expulsar a Gareth Bale jugando en el Real Madrid! Y que difícil hacerlo si vistiese la camiseta del FC Barcelona. El ‘expresso de Cardiff’ vio como una agresión sobre Viera no quedó impune. Algo que sí sucede, curiosamente, cuando el agresor viste la camiseta azulgrana y se llama Luis Suárez. Sus antecedentes defendiendo los colores del Barça solo le han costado una cartulina roja (en Copa del Rey ante el Atlético de Madrid) por increíble que parezca. El repertorio de agresiones del delantero uruguayo es realmente amplio y espectacular.

El Barcelona le fichó desembolsando un verdadero ‘pastizal’ por él y trató de vender lo que a posteriori ha ido negando con sus líos en los campos de España. Suárez es un ‘antideportivo’ y ha seguido demostrándolo en LaLiga y en Europa. Todo comenzó con un doble pisotón a Abdennour sin balón. La acción ante el tunecino se quedó sin castigo, y también ‘impunes’ quedaron las agresiones a futbolistas del Espanyol. Tanto verbales, como físicas. En un partido de Copa del Rey, Suárez, comentaba lo siguiente: “Aquí os estoy esperando, venid acá, sos un desecho”, en el túnel de vestuarios. Armando un ‘rifi-rrafe’ de otra época ante sus ‘vecinos’ de Barcelona. Por esas palabras y gestos ‘enrabietados’ del ‘charrúa’ le cayeron dos partidos de sanción.

El ‘macarra’ goleador del Barcelona volvió a las andadas ‘reventándole’ la nariz a Godín en un choque de Champions League, además de propinarle una ‘patada’ sin contemplaciones a Filipe Luis en el mismo choque. Sin duda son las acciones más destacadas del ariete uruguayo que también está en todos los ‘fregados’ cuando se trata de marcar goles en fuera de juego o de realizarlos con faltas previas. En Barcelona se llegó a especular con que tenía problemas ‘psíquicos’ que le ‘obligaban’ a agredir. Posteriormente y dónde sí vio la cartulina roja fue en un choque copero ante el Atlético de Madrid en el Camp Nou. Suárez protestó la acción fuera de sí, y no había razón posible de protesta.

No sólo ‘pega’ en el FC Barcelona

Todo comenzó en Holanda cuando vestía la camiseta del Ajax de Amsterdam. El propio club del país ‘tulipán’ sancionó a Luis Suárez por un incidente en los vestuarios con Albert Luque. Sus mayores ‘agresiones’ y de mayor repercusión mundial fueron en Inglaterra con el Liverpool. Ante Patrice Evra demostró ser un ‘racista’ y poco después le cayeron 8 partidos de sanción, además de 40 000 libras esterlinas por negarle el saludo inicial al lateral. Con el incidente de Evra empezó a ‘forjar’ su oscura leyenda en la Premier League. Los medios se le ‘echaron’ encima, como es normal y no le perdonaron nunca ese acto racista con el jugador ‘red devil’. En la FA Cup, poco tiempo después de su ‘condena’ provocó aireadamente a la afición del Fulham. Eso le hizo sumar un partido más de sanción. En la Premier League volvió a hacer gala de su ‘chulería’ y ‘provocación’ ante David Moyes. Celebró un gol delante del técnico. El motivo fueron unas palabras del entrenador en la previa: “Piscineros como Suárez están alejando a los fans del fútbol inglés”, comentó no falto de razones.

Sin duda sus mayores ‘hazañas’ en forma de castigo fueron por sus constantes mordiscos. Los hay de todos los colores. Las víctimas fueron: Otmann Bakkal, Ivanovic y Chiellini. Los dos últimos tuvieron de ‘premio’ 10 partidos y casi 4 meses sin volver a pisar un terreno de juego. Eso último se desencadenó en el Mundial de Brasil tras ‘hincarle el diente’ al defensor italiano (en una mordida al más puro estilo de Hannibal Lecter, al que TV3 comparó años atrás con Pepe) y privarle de la práctica de fútbol casi media temporada.

Bale: una de una y a la calle

Gareth Bale, por el contrario, no ha tenido que recibir avisos y a las primeras de cambio ha sido expulsado por entrar en el ‘rifi-rafe’ con Jonathan Viera en el empate (3-3) visto en el Santiago Bernabéu ante la UD Las Palmas. El galés se perderá el importante partido ante el Éibar de este fin de semana y verá con impotencia como en su primera acción ‘discordante’ del juego le ha costado la cartulina roja. Luis Suárez no podrá decir lo mismo ya que tiene ‘licencia para pegar y repartir estopa’ a sus rivales.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información