Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Zidane demuestra ser un experto haciendo el puzzle madridista

  • Esta temporada el Real Madrid solo ha repetido una vez su once inicial
Zidane desde el banquillo Zidane desde el banquillo
El técnico francés no tiene un equipo fijo para afrontar los partidos
DefensaCentral DC1 DefensaCentral DC1

Los grandes técnicos se suelen ver a la hora de afrontar los problemas. Y Zinedine Zidane ha dejado claro en su primer año en el Real Madrid que es un hombre de recursos. A pesar de su poca experiencia en los banquillos el francés está haciendo gala de una enorme 'cintura' para adaptarse a las situaciones y conseguir que las lesiones y las sanciones no condicionen el rendimiento del equipo blanco.

Al llegar al Real Madrid hace doce meses el entrenador ya dejó claro que con él iban a jugar cada semana los que estuvieran mejor. Y lo está cumpliendo a rajatabla, porque con él no hay un once ideal o fijo en el conjunto merengue. De hecho, de los 27 partidos que ya ha disputado el Real Madrid en lo que llevamos de temporada, solo repitió el equipo inicial en dos de ellos.

De hecho ambos fueron en Liga y en jornadas consecutivas, ya que en octubre los blancos se midieron al Betis a domicilio y al Athletic con los mismos once jugadores: Keylor Navas; Carvajal, Pepe, Marcelo, Kovacic, Kroos, Isco; Benzema, Bale y Cristiano Ronaldo. Entonces las lesiones de Casemiro, Ramos y Modric condicionaron el equipo, por lo que ni siquiera en esas ocasiones se puede decir que Zidane recurrió a su teórico mejor equipo.

En los otros 26 partidos el Real Madrid presentó siempre un once diferente por una o por otras razones. Las lesiones han sido una de las principales - solo Carvajal se ha librado de padecer una del teórico once ideal -, aunque también ha habido sanciones disciplinarias o simples razones técnicas.

Y es que Zidane está demostrando ser un 'maestro' de las rotaciones para lograr que todos sus jugadores se sientan párticipes y, de paso, conseguir que lleguen al final de temporada con las piernas suficientemente descansadas como para 'volar' a la hora de la verdad.


Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información