Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La prensa sevillista se mofa de Ramos

  • Varios medios han aprovechado el gol en propia puerta del capitán del Real Madrid para soltar su humor sin gracia
Sergio Ramos Sergio Ramos
Ssergio Ramos sentado tras marcar en propia puerta el empate del Sevilla
Carlos Muñoz Carlos Muñoz

Sergio Ramos ha pasado de vivir los insultos infames y despreciables de algún sector del Sevilla a ser objeto de burla tras el partido de Liga en el Pizjuán. Con motivo de su gol en propia puerta que propinó el empate, los medios de comunicación han aprovechado para mofarse del capitán del Real Madrid.

El humor, cuando se hace bien, causa gracia. Pero un humor basado en la falta de respeto, pierde todo el sentido del humor. El Sevilla no merece que se asocie a un jugador como Sergio Ramos a su club. Pese a que el de Camas haya declarado por activa y por pasiva que es y siempre será sevillista, las continuas faltas de respeto hacía él, hay cosas que se han de pensar.

Tras su polémica celebración en el partido de Copa con el penalti a lo panenka, el partido de Liga se presentaba como uno de los más duros y difíciles para el capitán del Real Madrid. Acostumbrado a los insultos por desgracia, Ramos completó un partido muy bueno, siendo el líder en defensa y ordenando correctamente. Pero la mala fortuna le vino a visitar al final del partido, cuando sin querer anotó en propia puerta el gol del empate del Sevilla. Una situación que no han tardado en aprovechar los medios locales para reírse del que una vez fuera su jugador.

Con el título de: "Sí, es un gran sevillista", el Diario de Sevilla escribe una crónica ridícula sobre un echo del juego al que le dan extrema importancia: "Sergio Ramos, se encargó de demostrar que su amor por la fe balompédica radicada en el barrio de Nervión no es sólo palabrería de cara al público". La crónica tiene tildes del tipo: "El maravilloso zaguero nacido en Camas quiso poner su granito de arena en la pelea de este Sevilla por hacer historia en la presente temporada y se rebeló contra los que le pagan, a ésos a los que dijo defender el pasado jueves".

Para ser andaluces, no hacen gracia. Harían bien en pensar que gracias a eso, pudieron ser capaces de derrotar al mejor equipo del mundo, de lo contrario, como casi siempre, hubieran tenido que llorar, como casi siempre.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información