Ir a versión clásica Ir a versión móvil
07 febrero 2017

El alcalde de Vigo se delata como un forofillo ávido de protagonismo

  • Abel Caballero se está haciendo famoso gracias al club blanco
El alcalde de Vigo en Balaídos El alcalde de Vigo en Balaídos
Caballero ha respondido al comunicado del Real Madrid
DefensaCentral DC1 DefensaCentral DC1

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, nunca se ha visto en una situación como la actual. Ha pasado de ser un político conocido a nivel local a hacerse famoso en todo el país. Y está dispuesto a seguir explotando este filón todo lo que le sea posible, ya que su conflicto con el Real Madrid le está dando un tremendo protagonismo.

De hecho, el gestor ha concedido una entrevista para el diario 'Marca' en la que vuelve a cargar contra el club blanco por mero afán de protagonismo. "Yo tomé una decisión en función de la seguridad de la gente, y hay un club que intentó hacer presión en función de sus interereses. Eso es algo que no es propio" señala, antes de apuntar que "jugar hubiera implicado riesgo para la gente, una temeridad, solo a alguien se le ocurrió decir que eso se podía arreglar. Estar encima de esa cubierta con rachas de más de 40 km/h está prohibido por la ley. Si otros se jugaban la vida era su responsabilidad, pero no en el estadio de Vigo".

Así, ha añadido que "me parece muy grave que un club intente torcer una decisión que se toma en función de la seguridad de miles de personas. Es impropio, es indebido y prepotente. Como nosotros somos muy importantes, el partido se va a jugar. Pues mire, no se va a jugar porque no se puede. Yo creo que hicieron todo esto sin pensar". Sin embargo, lo que Caballero prefiere eludir es el lamentable estado en el que estaba desde hace mucho tiempo Balaídos y que salió a la luz tras el temporal vivido en la ciudad el sábado... Algo que era también su responsabilidad.

Y es que el alcalde ha demostrado en este caso ser un antimadridista recalcitrante, ya que cuando se le ha preguntado sobre la propuesta del Real Madrid de jugar en otro estadio ha mareado la perdiz y ha vuelto a insistir con el peligro que había en Balaídos: "hay situaciones en las que no se puede jugar (...). Es increíble que digan que se pueda arreglar, algo muy pretencioso. Quiero creer que la directiva del Madrid no estaba en eso. Florentino es un gran presidente, pero si tiene que ver en esto ya no es tan bueno. Porque si pensaban que lo iban a conseguir porque no éramos como ellos... Pues sí, ¡el Celta es mejor que el Madrid! Porque jugamos mejor y le ganamos".

Queda claro por tanto que Abel Caballero está llevando este asunto al terreno deportivo, el cual realmente no tiene nada que ver. ¿A qué viene que hable de quién es mejor? ¿Y a quién le importa que él sea del Celta? Porque este señor lo que tenía que haber hecho es haber velado por el buen estado de Balaídos antes de empezar la temporada, no esperar ahora a que había herida para poner la venda. Pero en lugar de acatar su error y su responsabilidad ha preferido ponerse una medallita y hacerse 'campaña' utilizando la imagen del Real Madrid.

Las culpas... a la oposición

No en vano, cuando se le pregunta por el pésimo estadio en el que está Balaídos, el responsable del consistorio vigués echa balones fuera e incluso ataca a la oposición: "somos el único estadio de Europa que estamos haciendo una reforma total de 32 millones de euros. La grada de enfrente es de acero y de aluminio azul extraordinario. Y esta afectada ya la tenemos contratada, pero se paró porque un grupo afín al PP interpuso un recurso en el tribunal administrativo que lo paralizó en el mes de diciembre. Si no, estaría arreglado".

Y es que para él no debería haber habido polémica en este caso: "si no hubiera sido el Madrid no habría pasado nada. Creo que no están muy de buenas porque el Celta también les ha eliminado de la Copa. Y lo celebro sobremanera, claro". Más forofismo barato que remata señalando que "el partido se tiene que jugar en Vigo, esto no es aquí te pillo aquí te mato. El Madrid se equivocó y lo sabe, porque su prestigio sufre mucho con esto, su imagen quedó dañada. Y además el Celta quería jugar. ¿Y quién le dice que no íbamos a ganar al Madrid con los suplentes?".

Por lo tanto, Abel Caballero ha demostrado una tremenda falta de tacto y un egoísmo propio de un antimadridista. Incluso cuando le han preguntado si el Real Madrid era el más perjudicado por lo ocurrido ha soltado un "y qué más da, no estamos hablando de eso (...). No creo que ellos estén más sobrecargados de partidos. El Celta más porque, les gusto o no, está en tres competiciones y el Madrid en dos, porque les eliminamos". Palabras por las que se puede interpretar que este señor está postulándose como próximo presidente celtiña y que le delatan como un aprovechado que está teniendo estos días los minutos de gloria de su vida.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información