Ir a versión clásica Ir a versión móvil
11 febrero 2017

El 'quid' del difícil inicio de 2017 que está teniendo el Real Madrid

  • Los blancos buscarán este sábado su primera victoria a domicilio en este año
Ramos se lamenta en el Pizjuán Ramos se lamenta en el Pizjuán
El Real Marid no gana fuera de su estadio desde el triunfo en Lisboa
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

El Real Madrid no ha empezado 2017 como le hubiera gustado. En poco más de un mes el equipo blanco ya ha perdido los mismos partidos - dos - que en todo el año 2017. Un aspecto al que hay que sumar la eliminación copera a cargo del Celta de Vigo, por lo que el madridismo ha buscado algunas de las razones que le han llevado a esta situación de inestabilidad. Y una de las conclusiones a las que ha llegado es que el rendimiento del equipo a domicilio ha bajado considerablemente.

Este sábado el equipo de Zidane Zidane afronta su cuarto partido a domicilio de lo que llevamos de año. Hasta el momento ha disputado dos en la Copa del Rey y uno en la Liga, con un balance de dos empates y una derrota. El primero de ellos tuvo lugar en el Ramón Sánchez Pizjuán en el torneo del 'K.O', con un tanto salvador de Benzema en el tiempo de descuento para lograr el 3-3 final. Posteriormente el equipo cayó en ese mismo estadio y en Liga por 2-1 tras dejarse remontar en los instantes finales, en la que supuso su primera derrota en más de 8 meses y tras 40 partidos sin caer.

Y un par de semanas más tarde el Real Madrid volvió a empatar (2-2) a domicilio, aunque esta vez fue ante el Celta de Vigo y también en Copa. Entonces fue Lucas Vázquez el que igualó al filo del minuto 90 y al menos evitó la derrota, aunque no la eliminación. De esta manera, las comparencias del Real Madrid lejos del Bernabéu en lo que llevamos de año se resumen en una derrota y dos igualadas 'in extremis'. Unos resultados pobres para lo que nos venía acostumbrando este equipo.

No en vano, han pasado ya 82 días de la última victoria de los de Zidane lejos de su estadio. Fue ante el Sporting de Portugal gracias al 1-2 que selló Benzema a falta de diez minutos para el final. Además, curiosamente esta mala racha coincide con el tiempo de baja que lleva Gareth Bale, aunque el Real Madrid intentará romperla esta misma noche sin esperar a la vuelta del galés. El Sadar espera y, con él, una oportunidad de oro para volver a la senda de la victoria en territorio hostil.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información