Ir a versión clásica Ir a versión móvil
16 febrero 2017

Culés, el espíritu de Juanito no se presta

  • El FC Barcelona se ve hundido tras el duro golpe de París; el Madrid estaría pensando en la remontada.
Bale y Cristiano Ronaldo se abrazan esta temporada Bale y Cristiano Ronaldo se abrazan esta temporada
Cristiano y Bale
Raúl Gutiérrez Raúl Gutiérrez

El FC Barcelona cayó el pasado martes en París por 4-0 y club, aficionados y prensa se ven derrotados por el PSG a falta de 90 minutos de eliminatoria. Una mentalidad perdedora, de equipo segundón, y que refleja un carácter muy distinto al que posee el Real Madrid. Si el que hubiera caído fuera el equipo blanco, ahora mismo estaríamos hablando de pelear por la remontada.

La mentalidad es una de las cosas que hace grande al Real Madrid. A lo largo de su historia, el club blanco nunca ha dado su brazo a torcer, siempre ha creído en desafíos imposibles, y en muchísimas ocasiones los ha conseguido. Nadie ha conseguido remontar jamás un 4-0 en Liga de Campeones y el FC Barcelona se da por eliminado tras cosechar ese resultado en París el martes. Sin embargo, el club blanco estaría creando ya el ambiente idóneo para conseguir una remontada histórica. Equipo campeón contra equipo segundón.

En Can Barça se ahogan en un mar de lágrimas desde la derrota del martes. En su ADN no está soñar con la remontada, ilusionarse ante un reto mayúsculo. De haberle sucedido al Real Madrid, se habrían escuchado muchas críticas, se habría 'matado' al equipo blanco, pero nadie habría dado por 'muertos' a los merengues.

A partir del segundo día se habría empezado a creer en la remontada. Porque el Madrid es así, y el Barcelona es como es. El gen ganador del Real Madrid habría impedido dar por perdida una eliminatoria a falta de 90 minutos, mientras que los azulgrana ya han abandonado toda esperanza.

Las palabras que pronunció Sergio Ramos en zona mixta tras el choque ante el Nápoles fue la mejor prueba posible de que el Real Madrid no daría por finalizada la eliminatoria: "Si el PSG pudo, el Barça puede". No es que queramos animar al Barcelona a creer, pero el madridismo creería.

En la memoria de la afición merengue están situaciones como la vivida hace unos años ante el Zaragoza en Copa del Rey. Tras perder 6-1 en la ida, el equipo blanco estuvo vivo hasta el final ganando 4-0 en casa. Ante el Dortmund, en 2013, se perdió 4-1 en la ida y también faltó un gol para culminar la remontada en el Santiago Bernabéu (2-0). Siempre creyentes, siempre confiantes, como diría Cristiano.

Eso por no contar las remontadas que sí se han culminado a lo largo de la historia del club blanco. El espíritu de Juanito, por desgracia para los culés, no es algo que se preste. Los madridistas lo llevamos muy dentro, forma parte de nuestra filosofía. En el Camp Nou no pueden decir lo mismo.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información