Ir a versión clásica Ir a versión móvil

¡Qué gozada de sufrimiento! ¡A 'semis'!

  • El Real Madrid se impuso en la prórroga al Bayern por un resultado final de 4-2.
Cristiano Ronaldo vs Bayern Cristiano Ronaldo vs Bayern
Celebración del Real Madrid
David Jorquera David Jorquera

El Real Madrid tenía más que asumido que la puesta en escena del Bayern iba a ser agresiva. Los alemanes salieron vivos del partido de ida y sus esperanzas de clasificación pasaban por meterle el miedo en el cuerpo a los de Zidane desde el inicio. Ese factor psicológico en uno y otro vestuario seguro que se llevó varios minutos por parte de los técnicos en la charla previa al choque.

Empezó fuerte el Bayern

Fruto de esa ‘impaciente’ salida del Bayern, el Madrid comenzó atrás. Los blancos eran un boxeador defensivo que pensaba en parar antes que en golpear, al menos al inicio. Por eso, el Bernabéu sufrió un primer vuelco al corazón en una jugada por la banda izquierda de los alemanes que, primero Thiago y después Robben, estuvieron a punto de transformar en gol. El remate del primero lo sacó a la remanguillé con la espalda Marcelo y el del holandés se topó con el lateral de la red. Ahí se salvó el Madrid de que el guión d Ancelotti se impusiera por encima del de Zidane.

Reacción del Real Madrid

Fue a partir del minuto 20-25 cuando el Real Madrid entró de verdad en el partido, al menos a nivel ofensivo. Hasta ese momento apenas había habido llegadas sobre la meta de Neuer y en cuestión de 10 minutos los de Zidane generaron tres grandes opciones de gol que se fueron al traste por una u otra razón.

Ocasiones madridistas

El primero en intentar adelantar al Real Madrid en el marcador fue Carvajal. El lateral blanco, que volvió a librar una brutal batalla con Alaba, probó suerte desde fuera del área con un gran lanzamiento que sacó Neuer en una gran parada. Un portero, el alemán, que tendría un grave error minutos después al intentar blocar una pelota que dejaría muerta a los pies de Ramos y que de no ser por la pierna salvadora de Boateng le habría dado al Real Madrid el 1-0.



Contragolpe perdido

El equipo de Zidane empezó a encontrar espacios para correr según iba pasando el tiempo. No estaba el mejor velocista del equipo, Bale, pero entre Benzema y Cristiano se las arreglaban para soltar latigazos peligrosos. En uno de ellos el portugués no estuvo fino en la conducción y se escoró demasiado al golpear a portería. Lo único que pasó fue que le hizo fácil el trabajo al portero visitante. 

Mal inicio de segundo acto

El inicio de la segunda parte tuvo un guión demasiado parecido al de la primera, eso sí, con peores noticias para el Real Madrid. Apenas habían pasado cinco minutos y Marcelo volvía a transformarse en salvador de su equipo al sacar bajo los palos un remate en semi-fallo de Robben que ya se daba por gol cantado.

Expulsión perdonada a Vidal

Ahí se habían salvado los blancos, cierto, pero el árbitro del partido, Kassai, también puso su granito de arena en el mantenimiento de los alemanes en la eliminatoria. El húngaro le perdonó la segunda  tarjeta amarilla a Vidal por una clara falta sobre Casemiro, una repetición  de lo que pasó en Múnich. Esta vez el árbitro se tragó el silbato y perjudicó descaradamente a los madridistas.

Penalti en contra

No haría lo mismo el colegido poco después. Una caída de Robben dentro del área en una pugna con Casemiro terminaba con el holandés en el suelo. Kassai se fue a por el punto de penalti y ponía en un aprieto al Real Madrid. Lewandowski tenía la responsabilidad de marcar desde los 11 metros y no perdonaba. El 0-1 todavía le daba el pase a los blancos pero el ‘colchón’ se había desinflado.

Cristiano, gol que parecía decisivo

Los nervios y la forma de manejarlos se podían convertir en decisivos para un trepidante final de partido. De hecho, el madridismo iba a pasar de la alegría al llanto en cuestión de dos minutos. Cristiano Ronaldo, en un gran remate de cabeza, ponía las tablas en el marcador anticipándose en el salto a Lahm y superando la estirada de Neuer. Parecía que iba a ser el gol definitivo, el que iba a cerrar el pase a semifinales…pero no.

Error...y gol en contra

De hecho, todavía con la afición con la adrenalina por las nubes, una jugada con fuera de juego de Muller que no se pitó, terminaba con una falta de sincronización total entre los defensas del Real Madrid que acababa  con el balón golpeando en Ramos e introduciéndose lentamente en la red de un desesperado Keylor Navas. La pesadilla del 1-2 en contra se hacía realidad y podía pasar de todo.

Expulsión de Vidal y prórroga

El Bayern estaba de subidón, todo lo contrario que el Real Madrid. Las sensaciones no eran las mejores para los madridistas y la sensación de  que se había perdonando la vida a los alemanes en la ida sobrevolaba como un avión por el Bernabéu. Eso sí, al madridismo se le despejó la nube negra después de que la enésima falta de Arturo Vidal le costara la segunda amarilla y la consiguiente expulsión. No cambió el resultado, pero sí las sensaciones. Al final, la prórroga se hizo presente en el Bernabéu.

Empezó bien el Madrid

De cara a la prórroga cada equipo tenía su ‘ventaja’. El Real Madrid contaba con la carta de tener un jugador más sobre el terreno de juego pero la del Bayern era la opción de contar con el valor doble de sus goles fuera de casa. Iban a ser los de Zidane los que buscarían con más ganas el gol, primero con un tiro de Cristiano fuera del área, luego con otro de Asensio desde dentro. Dos paradones de Neuer lo evitaron.

Cristiano, imparable

Eso sí, el último minuto de la primera parte de la prórroga iba a devolverle al Real Madrid el estatus de clasificado. Un centro al área de de los alemanes encontraba solo y desmarcado a Cristiano Ronaldo. El portugués controló con el pecho y ajustició a Neuer  con un remate con la pierna izquierda a la red. Los jugadores se  abrazaron como si fuera el gol de la Duodécima.

Final perfecto

La segunda parte de la prórroga iba a ser orgásmica. Tres nombres iban a copar todo el protagonismo del Real Madrid. Marcelo, que con un jugadón de otro planeta, le regalaba el hat trick a Cristiano Ronaldo se iba a llevar la mejor de las ovaciones del público. El portugués volvía a dejar su sello en  un partido grande. Como también lo haría Asensio, que  logró un golazo con la pierna derecha  en  una contra que él mismo cocinó y se comió. El partido tuvo de  todo  y ahí triunfó el  Real Madrid. Séptima semifinal consecutiva para un equipo de leyenda y el  sueño de  la Duodécima sigue vivo ¡Noche mágica con final feliz!

Ficha técnica

Real Madrid 4: Keylor Navas, Carvajal, Nacho, Ramos, Marcelo; Casemiro, Modric, Kroos (Kovacic  113’), Isco (Lucas70’); Benzema (Asensio 64’) y Cristiano

Bayern de Múnich 2: Neuer; Lahm, Hummels, Boateng, Alaba; Xabi Alonso (Muller 74’), Vidal; Robben, Thiago, Ribéry (Costa 72’); Lewandowski (Kimmich 87’).

Goles: 0-1 Lewandoswski (p. 52’), 1-1 Cristiano Ronaldo (75’), 1-2 Ramos (p.p 77’), 2-2 Cristiano Ronaldo (108’), 3-2 Cristiano Ronaldo (112'), 4-2 Asensio (115’)

Árbitro: Viktor Kassai. Amonestó a Vidal, Casemiro, Xabi Alonso, Hummels, Robben. Expulsó a Vidal (84’)

Estadio: Santiago Bernabéu.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información