El increíble reto que tiene Cristiano en mente para desbancar a Messi

  • El portugués regresa hoy a la Liga en el partido ante el Betis tras su sanción
Montaje de Leo Messi y Cristiano Ronaldo Montaje de Leo Messi y Cristiano Ronaldo
CR7 y Messi FOTO: DC
Alberto Marcos Alberto Marcos

Con cinco jornadas de retraso tras su dura sanción en la Supercopa de España… pero CR7 vuelve a la acción en Liga con el tremendo reto de recortar los nueve goles de ventaja que ha conseguido Messi en estas primeras jornadas.

A Cristiano Ronaldo le gustan los retos. Y si son difíciles y complicados, mucho más todavía. Ha quedado más que claro que al crack portugués no le asusta nada y ahora tiene ante sí una meta nada fácil de conseguir pero en la que pondrá todo su empeño para seguir demostrando por qué es el mejor.

Y es que CR7 regresa hoy mismo a la Liga después de cumplir al completo los cinco encuentros de sanción que le impusieron tras su leve empujón al colegiado en el encuentro de ida de la Supercopa de España ante el Barcelona en el Camp Nou. Cristiano por fin ve la luz al final del túnel y deja atrás su castigo pese a que ha podido quitarse el ‘mono’ durante este largo tiempo con el Trofeo Santiago Bernabéu (anotó un golazo por la escuadra) y con el partido de Champions ante el APOEL, donde volvió a ver puerta.

Pero Ronaldo tiene ganas de volver a la Liga y el público merengue está como loco por volver a verle en acción. Hoy, el Betis puede ser la víctima perfecta para el luso, que pondrá todo su empeño en estrenarse como goleador en el campeonato de la regularidad en su primer partido como titular.

A por Messi

El reto del portugués es claro. Su instinto goleador no falla y sigue en pleno efecto pese a la sanción así que querrá inaugurar su casillero particular sin más dilación y comenzar a recuperar el terreno perdido en la tabla de pichichis. Leo Messi ha aprovechado estas largas jornadas de sanción de CR7 para ir cogiendo una ventaja que se antoja ya, incluso a estas alturas de la temporada, difícil de salvar, pero nada es imposible para Cristiano.

Con los goles que anotó ayer ante el Eibar, Messi suma ya un total de nueve tantos en su casillero y por eso Cristiano espera poder inaugurar el suyo propio hoy mismo para comenzar a recortar esa gran desventaja. El reto no le asusta. De hecho, seguro que le motiva, y ni mucho menos es algo imposible
De hecho, en la pasada temporada ya consiguió algo parecido en la Champions League. Entrando en el tramo final de la competición que el Real Madrid terminó de nuevo ganando, el argentino tenía un gran número de goles de ventaja sobre el portugués pero entonces fue cuando Ronaldo se puso el mono de trabajo. Prácticamente él solo se encargó de superar las últimas eliminatorias con grandes cantidades de goles y ya en la final culminó su obra particular para terminar siendo el Pichichi de la competición.


Ante el Betis, el regreso

El portugués volverá a jugar en Liga, algo que no hacía desde el pasado curso, después de dejar atrás su sanción de cinco partidos tras su esperpéntica expulsión en el Camp Nou en el partido de ida de la Supercopa de España. Eso sí, en este tiempo, y en los ‘ratos’ en los que Cristiano ha podido disfrutar de libertad, es decir, en el debut merengue en la Champions y en los compromisos con su selección (además del Trofeo Bernabéu y esos minutos del Camp Nou porque ante el United su presencia fue testimonial), lo cierto es que ha demostrado estar a tope.

Fue decir que el Real Madrid tenía problemas con el gol después del  1-1 ante el Levante, y de empatar previamente frente al Valencia, y aparecer Cristiano en la Champions con doblete frente al Apoel. Es evidente que aunque no exista a estas alturas de la película una ‘cristianodependencia’ severa siempre se le echa de menos. Es obvio. Los buenos nunca sobran y si hablas del mejor, menos.

Eso sí, el Real Madrid llega a este partido de ‘after hour’ con buen sabor de boca. La victoria en Anoeta fue tan incontestable como reconfortante. Lo fue para Bale, que necesitaba reencontrarse con el gol, y también para el grupo después de una serie de empates que nadie deseaba.

REPORTAJES - DEFENSA CENTRAL