Mateu se la jugó a lo bestia al Real Madrid

  • El 谩rbitro valenciano se comi贸 no uno, sino dos penaltis a favor del Real Madrid en la primera parte
El colegiado valenciano Mateu Lahoz El colegiado valenciano Mateu Lahoz
Mateu Lahoz
Defensa Central Defensa Central

Mateu Lahoz no pod铆a pasar desapercibido por el Bernab茅u. Parec铆a que el partido iba a trascurrir con tranquilidad pero no, en la primera parte no pito dos penaltis clamorosos a favor del Real Madrid. Uno a Marcelo y otro por mano tras un taconazo de Cristiano. Como siempre, protagonista.

Ser铆a raro que en un partido del Real Madrid el colegiado no fuese protagonista, ser铆a a煤n m谩s raro que siendo Mateu Lahoz el que pitase, el partido fuese tranquilo, nada m谩s lejos de la realidad. De nuevo y como siempre, el valenciano dio muestras de que contra el Madrid algo le pasa que le invita a cometer errores.

En concreto su momento m谩s cr铆tico fue con el partido reci茅n empezado y con dos errores casi seguidos en el minuto nueve. El primero con un penalti clar铆simo de Javi Garc铆a sobre Marcelo, el ex del Real Madrid va al suelo tarde y pisa al brasile帽o en el pie derecho. Marcelo cae y Mateu no pita nada, primera bronca que no ser铆a la 煤ltima. Y es que apenas unos segundos despu茅s, Cristiano se inventar铆a un disparo de tac贸n que no acab贸 en gol por culpa del brazo de un defensa del Betis. La jugada fue muy r谩pida pero todos los que estaban alrededor pidieron mano, que m谩s tarde se demostr贸 que era. Los jugadores del Betis no hac铆an m谩s que tumbarse en el c茅sped para perder tiempo y Mateu lo permit铆a

Con qui茅n m谩s permisividad tuvo fue con Ad谩n, el guardameta del Betis en cada saque de puerta tardaba una eternidad y eso no hac铆a inmutarse a un Mateu que parec铆a no ir con 茅l el asunto. El enfado de la grada iba en aumento cuando pasaba el tiempo y no amonestaba a un Ad谩n que se lo estaba ganando a pulso. Un arbitraje permisivo que rozaba en varias veces la anarqu铆a, Mateu Lahoz como siempre dejando su huella en el Bernab茅u permitiendo m谩s de la cuenta al rival y 'comi茅ndose' un par de penaltis para cenar. 聽