El jugadón de Cristiano que dejó 'flipando' al Bernabéu

  • Cristiano Ronaldo tuvo una de las mejores oportunidades de gol de toda su carrera ante el Tottenham.
Jugadón de Cristiano vs Tottenham Jugadón de Cristiano vs Tottenham
Cristiano Ronaldo FOTO: DC

Cristiano Ronaldo dejó ante el Tottenham una de esas jugadas impresionantes que solo puede hacer el mejor futbolista del mundo, es decir, él mismo. El astro de Madeira recordó al futbolista que tenía absoluta finura y regate de hace varias temporadas y dejó boquiabierto al público madridista.

El balón le llegó en el centro del campo en el minuto 63:55, desde ahí Cristiano tira de arrancada para superar la presión de un defensor y quebrar al segundo. Ante Davinson Sánchez, tras superar en el regate a Alderweireld prefiere tirar de velocidad con el autopase para ganarle en velocidad y plantarse hasta la frontal del área en el minuto 64:02, pocos segundos para cruzar el centro del campo y generar una ocasión clarísima de gol.

Lloris, que era el último escollo, sobresaliente durante todo el encuentro le sacó la manopla abajo, pero Cristiano dejó enloquecida a la afición madridista tras irse de 4 defensores y recordar al mejor Ronaldo de hace un par de temporadas. Un jugadón de escándalo que, sin duda alguna, está entre las mejores jugadas que ha realizado en toda su carrera. Una lástima que no haya acabado en gol…

El mensaje del vestuario tras el empate:

El empate ante el Tottenham en el Santiago Bernabéu ha sido un toque más de atención para los futbolistas. El coliseo blanco se les atasca, por momentos, y las piernas parecen pesar a los jugadores madridistas. Desde el vestuario, según apunta el Diario Marca, parecen tener claro el motivo del problema.

"No podemos ganar los partidos en cinco minutos", comentan voces autorizadas en el vestuario del Real Madrid. Parece ser que es una cuestión de paciencia, según entienden los jugadores, más que de ansiedad por no meter los goles.

Una paciencia que le dio sus frutos fuera de casa con victorias de prestigio como en Dortmund o sufridas como en Mendizorroza y Getafe esta misma temporada. Los resultados, bien es cierto, se han cebado con el Real Madrid en casa bajo la mirada del aficionado madridista que ve como caen y vuelan puntos constantemente de la misma manera.

La tranquilidad deberá de ser la quimera de todas las indicaciones que dé Zinedine Zidane este domingo ante el Eibar. No se ha perdido nada. De hecho, la clasificación en Champions League está muy encauzada y el primer puesto podría quedar visto para sentencia si se gana en Wembley el próximo 1-N. En Liga siguen dependiendo de si mismos para levantar la 34ª y lo que parecía una ‘tormenta’ se ha apaciguado con el pinchazo culé en el Wanda Metropolitano. ¡Tranquilidad!

El dato más ‘pobre’ que Benzema quiere dejar atrás:

Karim Benzema volvió a pagar la ira del madridismo en el empate ante el Tottenham de este martes en el Santiago Bernabéu. Contra Valencia y los spurs empataron y el francés falló ocasiones claras de gol. La afición la tomó con él y los datos ‘pobres’ hablan por sí solos.

596 minutos en total esta temporada (83' en Supercopa de Europa, 148' en la Supercopa de España, 289' en LaLiga y 76' en Champions) y 20 ocasiones de gol para aumentar su lista individual goleadora esta temporada.

De los 20 disparos solo ha podido materializar dos goles. Contra el Tottenham se quedó sin marcar, aunque falló una oportunidad clarísima ante Hugo Lloris que desquició al madridismo.

Ante el Eibar y en los próximos partidos que tiene que disputar deberá de enmendar sus fallos y perdonarse otra vez con el madridismo. La titularidad se vende muy cara en el actual Real Madrid y Zidane ya sabe la opinión de la afición. Urge que el francés espabile y consiga atinar su puntería de cara al gol. Oportunidades no le faltarán…

Algo pasa en el Bernabéu:

Al Real Madrid, los partidos que juega en el Santiago Bernabéu se le están atragantando, 4 de 6 pinchazos y un alto porcentaje de caer en casa en sus partidos de esta temporada. El madridismo ‘tiembla’ ante ese registro y la manera de jugar a domicilio es muy distinta. “Algo tenemos que cambiar y vamos a cambiar”, afirmó el técnico madridista hace varias semanas. De momento, en el Bernabéu, todo sigue igual.

El 2-0 de la Supercopa de España en el Clásico ya queda lejos de la retina del aficionado madridista. Una victoria que no se ha vuelto a repetir de forma tan holgada en los siguientes compromisos ligueros y en Europa. Los datos, sin duda, hablan por sí solos.

Dos empates consecutivos ante Valencia (2-2) y Levante (1-1) en Liga. Posteriormente en Champions (3-0) al APOEL, pero con una versión regular del equipo que pareció ganar con lo justo en casa. Al igual que ante el Espanyol (2-0). Contra el Real Betis se produjo la debacle total en el último suspiro del partido (0-1) y ante el Tottenham, un nuevo empate (1-1).

Está claro que hay un problema en casa y que debe ser arreglado de inmediato. El calendario no da tregua y este domingo toca la visita del Eibar a Chamartín. Posteriormente tocará medirse a la UD Las Palmas antes del parón de selecciones y sin la opción de volver a fallar o el pistón liguero y el acercamiento de este fin de semana quedará en nada. Zizou, toca cambiar.

REPORTAJES - DEFENSA CENTRAL