Cristiano no marcó, pero hizo historia contra Las Palmas

  • El luso dio su asistencia 84 en Liga y superó las 83 de Raúl González.
Cristiano vs Las Palmas Cristiano vs Las Palmas
Cristiano Ronaldo

Cristiano Ronaldo se fue de vacío, cabreado consigo mismo, y tratando de buscar una solución a su falta de gol liguera ante Las Palmas. El portugués tuvo ocasiones y jugó bien el partido, aunque la pelota no entró y terminó desquiciado.

Un partido que tratará de olvidar CR7 pronto, por su escasez goleadora, pero que no debería de ser así ya que entró en la historia de las Ligas madridistas al superar (en asistencias) a Raúl González Blanco, mito del madridismo.

Está claro que no es la temporada más goleadora del astro portugués, pero sus números en la materia asistente son sobresalientes. Juega por el bien del equipo y aunque se fue del Bernabéu negado de cara a portería, un partido más dio un pase de gol a Isco que fue histórico para sus registros personales.

Fue el pase número 84 y desempató con Raúl González, gran mito merengue, que tenía computados 83 asistencias de gol. Al de Madeira le falta el gol, pero está en el camino a seguir, sin duda alguna, y las ocasiones le acabarán entrando.


 

Los pichabros marcan diferencias:

En el Real Madrid están fallando los delanteros de cara al gol, pero hay un plan B para anotar lo que fallan los de arriba. Los pichichis del equipo (con cuatro goles) y los que están tirando del carro cuando las fuerzas flaquean en momentos complicados son Marco Asensio e Isco Alarcón.

Los dos pichichis, improvisados, del Real Madrid demostraron ante Las Palmas que pueden cargar del campeón de Europa y tirar del carro en los momentos complicados. Ambos vieron portería y fueron de lo mejorcito del Real Madrid, además, dejaron dos detallazos sobre el césped inolvidables que levantaron a la afición madridista y prosiguieron con la ‘caza’ liguera a Barça y Valencia.

Vayamos por partes, primero fue Marco Asensio, en el 55’ con un número de esos por los que vale pagar 100 euros por una entrada. Un acto espectacular en el que combinó la habilidad, la destreza y la precisión en un solo número. Desde la frontal, tal y como le viene le quitó las telarañas a la portería del Fondo Sur del Santiago Bernabéu. La gente, enloquecida con lo que acababa de ver, se rendía al genio balear que volvía a hacer de las suyas en el césped (cuando Zidane le da ‘bola’, él siempre responde).

El otro fue Isco Alarcón, que no quiso ser menos, y culminó una excelente contra de libro dirigida por Asensio y Cristiano. La finalizó como un killer del área, como el ‘9’ que necesita este Madrid, y se elevó en la pugna por el pichichi con su amigo el mallorquín. El malagueño tampoco defraudó y fue de los mejores, una vez más, en el terreno de juego. Un gol merecido y que terminó con su típica celebración tras otro número mágico que unido al de Marco Asensio y al gol de Casemiro le dieron la victoria a los merengues.

Los tres penaltis que se comió ante Las Palmas

Sánchez Martínez no le dio al Real Madrid la ‘ayudita’ que suelen darle a otros equipos. El colegiado que echó a Benítez y la lío con el Barça en el viejo Madrigal también estuvo en el foco de la polémica durante los 90’ de partido.

El Real Madrid protestó dos jugadas clave que pudieron cambiar el rumbo del encuentro y cimentar una goleada abultada. La primera jugada que pidieron los blancos fue en el minuto 23 de la primera mitad por una mano de Ximo Navarro cuando centraba Isco Alarcón en una jugada que a otros equipos sí que le pitan.

El segundo fue más claro, en la segunda mitad, ya que a Casemiro le hicieron un sándwich que incendió al público madridista presente en el Santiago Bernabéu. Posteriormente, Las Palmas, pidió también un penalti sobre Vitolo aunque la repetición dejaba claro que el ex del Sevilla tenía muchas ganas de caerse al suelo.