Exclusiva DC: la confesión de Zidane a Marcelo que le ha ‘puesto las pilas’ al brasileño

  • El entrenador madridista ha aprovechado las semanas del parón para 'acercarse' al segundo capitán y transmitirle que tiene las mismas opciones de jugar el Clásico que su 'competidor', Mendy.
Zidane y Marcelo Zidane y Marcelo
Zidane y Marcelo
Rubén Gómez Rubén Gómez

Lo ha dicho en público y en privado. No es ninguna pose, así lo piensa y así lo transmite tanto en sus declaraciones a los medios como a los propios jugadores en el vestuario: “Todos son importantes”, se ha hartado a repetir Zidane en las últimas semanas.

En los últimos días, aprovechando que había muchos jugadores fuera por los compromisos internacionales, Zidane ha tenido varias charlas con Marcelo, el segundo capitán de la plantilla.

Zizou fue bastante claro con el brasileño y, como ha podido saber Defensa Central, le ha hecho saber que no tiene decidido quién jugará el próximo fin de semana el Clásico, el partido que a muchos jugadores les sirve de ‘termómetro’ para conocer qué grado de confianza tiene su entrenador en ellos.

En este sentido, Zidane le ha llegado a comentar a Marcelo que no descarta “ninguna opción” en lo que a su posición se refiere y que, por supuesto, el mismo Marcelo puede jugar perfectamente en Barcelona.

El ‘12’ del Madrid ha realizado unos grandes entrenamientos durante el parón pero estas palabras de Zidane no fueron más que un estímulo extra para que Marcelo se sintiera respaldado de la mejor forma posible: sin mostrarle abiertamente una preferencia clara por un Mendy que, aún habiéndose ganado el puesto, no lo tiene asegurado.

Eso sí, para que Marcelo pueda dar la ‘sorpresa’ en un partido como el que se avecina dentro de una semana en Barcelona tiene que tener actuaciones notables en duelos como el de este sábado ante el Cádiz. Zidane no regala nada, ya lo ha dejado claro en muchas ocasiones, e incluso los más veteranos son conscientes de ello. Para lo bueno y para lo malo, el Madrid tiene un entrenador que, incluso para los jugadores es, en ocasiones, sorprendente.