Gran trabajo de planificación: Ancelotti tendrá la plantilla 'cerrada' antes de la pretemporada

No se esperan muchos más cambios en el equipo


Ancelotti y jugadores

Ancelotti y jugadores




Durante meses se ha hablado de Mbappé, Haaland, los fichajes que iba a hacer el Madrid. Una vez que se confirmó que ninguno de los 2 iba a venir, se pusieron manos a la obra, conscientes de que tienen una base de equipo campeón al que le hacen falta algunos retoques.

Así cerraron el fichaje de Rüdiger, que llevaba ya encaminado desde hacía meses, y pegaron el arreón definitivo para hacerse con los servicios de Tchouaméni. Un central y un mediocentro para darle consistencia y solidez al equipo.

También se confirmó la salida de Bale, Isco y Marcelo, tras finalizar sus contratos. Y a partir de ahí, pocos movimientos más se esperan en el Paseo de la Castellana, más allá de los de las obras del Bernabéu y algún retoque más.

Se quiere dar salida a Mariano y a Jovic, mientras que las renovaciones de Ceballos y Asensio también están pendientes. Pero estos serían los únicos asuntos que quedan por resolver, el resto ya está decidido.

Y es que, la planificación que se ha hecho de la temporada que viene, va a permitir trabajar a Ancelotti con tranquilidad desde el primer día, sin necesidad de estar pendiente de qué jugadores le traen por si tiene que adaptarse de una forma o de otra.

Probar cosas con todos durante las semanas que dure la pretemporada, va a permitir al Madrid poder trabajar los automatismo que el entrenador italiano quiere que adquieran, sabiendo cada uno cuál va a ser su rol.

Y es que tan sólo se podría producir una llegada. Como ya os hemos informado en Defensa Central tan sólo llegaría un delantero más, y eso sería en caso de que Jovic y Asensio terminasen marchándose este verano. De lo contrario, la plantilla, en cuanto al capítulo de llegadas, estaría cerrado.

Diferencias con la temporada pasada

Es cierto que hace un año no hubo grandes cambios en el mercado, pero sí que se produjeron movimiento a última hora. Llegó Camavinga, con el que no se pudo trabajar en toda la pretemporada.


Además, se estuvo esperando hasta el último día de mercado a Mbappé, lo que sin duda también pudo condicionar el trabajo de Ancelotti, cosa que no pasará esta campaña, lo que será un punto fuerte del Madrid.




DEJA TU COMENTARIO