La Superliga de verano triunfa: éxito total en EE.UU para destapar la falsedad de Ceferin y Tebas

Florentino comanda la primera muestra de impacto que tendrá el torneo a lo largo y ancho del planeta


Florentino y Estados Unidos

Florentino y Estados Unidos




Sus detractores no paran de hablar de ella pese a dejar en claro su postura y ese arriesgado trino que anuncia el final del proyecto, pero la realidad es una muy distinta. La Superliga de verano sigue avanzando hacía buen puerto en un territorio norteamericano que pronto disfrutará de los encuentros entre el Real Madrid, Barcelona y la Juventus de Turín.

Junto a equipos del fútbol mexicano como América o Chivas, los tres padres fundadores de la Superliga festejan como nunca el boom generado en ciudades como Las Vegas, Los Ángeles y Dallas, donde ya prácticamente no quedan entradas para ver al Madrid en su pretemporada durante los días del mes de julio. Las palabras de Javier Tebas o Nasser Al-Khelaifi se quedan en meras mentiras.

“¿La Superliga? Para mí está muerta ya. Pero es raro también. El Madrid ha ganado la Champions, y de forma merecida además, pero por un lado la quieren ganar, lo han celebrado días, casi una semana, y por otro lado no les gusta jugarla…Pero, para mí, la Superliga está muerta”, fueron las palabras de Nasser Al-Khelaifi que ya se caen por su propio peso solo 24 horas después de sus palabras en MARCA.

Más viva que nunca

Ni una semana llevamos desde que el Cotton Bowl de Dallas (92.000 espectadores), el Rose Bowl de Los Ángeles (también 92.000 espectadores) o el Oracle Bowl (42.000 butacas) abriesen la venta de tickets y en cada uno de estos recintos restan apenas un tercio de las entradas disponibles. Los fans de la Superliga en USA se dejarán entre 33 y 238 euros por ver a los blancos.

¿La Superliga está muerta? Que se lo digan a los miles y miles de norteamericanos que ya se rascan los bolsillos para ver al Real Madrid medirse con el Barcelona o con la Juventus en las próximas semanas a miles y miles de kilómetros del Santiago Bernabéu. Competir contra las mentiras de la UEFA o las de Javier Tebas, pan comido para Florentino Pérez.




DEJA TU COMENTARIO