Toca remar a contracorriente

  • El Barcelona fue superior a un Madrid que no se encontr贸 en todo el partido y se llev贸 el 'Cl谩sico' gracias a un gol de Messi y otro de Pedro. Van der Vaart fall贸 un mano a mano con Vald茅s a falta de treinta minutos para el final
Real Madrid 0-2 FC.Barcelona
Alberto Pi帽ero - La Cr贸nica Alberto Pi帽ero - La Cr贸nica

El Barcelona se llev贸 un ‘Cl谩sico’ que fue muy atropellado en su primer cap铆tulo, y quiz谩s demasiado sencillo para los cul茅s en su segunda mitad. El partido se le puso muy de cara a los de Guardiola gracias a dos latigazos puntuales de Messi y Pedro poco antes del descanso y poco despu茅s de la reanudaci贸n respectivamente, y a que el Madrid no termin贸 de encontrarse en todo el partido. Y es que aunque sali贸 muy enchufado y muy bien colocado en el inicio, con el bal贸n en los pies no termin贸 de carburar, y eso lo pag贸 con creces. Guti sali贸 ya con dos goles en contra, pero tuvo tiempo de asistir a un Van der Vaart que tuvo la mejor oportunidad de recortar distancias con treinta minutos a煤n por delante. Pero lamentablemente, al igual que en el resto de los noventa minutos, la moneda no cay贸 del lado blanco, y es momento de remar a contracorriente durante las siguientes siete jornadas despu茅s de haberle cedido el liderato a los blaugranas.

Desde hace ya tiempo los choques entre Real Madrid y Barcelona eran siempre los ‘partidos del siglo’, pero es que tal y como llegaban ambos, esta vez era realmente una aut茅ntica ‘Guerra de las Galaxias’. Y parece que la Fuerza blanca a priori impresion贸 a Guardiola, y es que el Emperador cul茅 opt贸 por blindar sus tropas con Milito de central y 脕lves de extremo en lugar de Iniesta, que no fue de la partida. Y efectivamente, el Madrid pronto empez贸 a usas sus sables de luz contra el Barcelona como se tem铆a Pep, pues el primer c贸rner a favor de los de Pellegrini lleg贸 antes de que se cumpliese el minuto uno. Y la primera pseudo-ocasi贸n tambi茅n fue del Real Madrid apenas cinco despu茅s, pero eso s铆, Mejuto Gonz谩lez se encarg贸 de ‘cancelar’ err贸neamente una falta en la frontal del 谩rea y la correspondiente tarjeta amarilla a Piqu茅 por un fuera de juego cuando el jugador blanco a煤n no hab铆a tocado la bola.

Sea como fuere, esa primera demostraci贸n de poder dej贸 paso a muchos minutos de centrocampismo total, como si los dos equipos quisieran medir sus fuerzas, pero durante toda una parte pr谩cticamente. Los de Pellegrini salieron muy enchufados y bien colocados, presionaban muy arriba al Barcelona, incomodando mucho la salida del bal贸n a los cul茅s, pero con el bal贸n en los pies tampoco estaban acertados, quiz谩s superados por los nervios del choque. De ah铆 que tanto en un bando como en otro, los t铆midos acercamientos llegaban s贸lo a latigazos. Y es que, aunque el conjunto cul茅 ten铆a el control del bal贸n, las posesiones se quebraban casi siempre en el centro del campo, dejando el protagonismo al 谩rbitro, al que todos los jugadores le quer铆an llevar a su terreno. Y la mejor muestra es que en los primeros treinta minutos se vieron cinco tarjetas amarillas, se pidi贸 un penalti sobre Messi y otro sobre Ronaldo -ambos inexistentes-, y el Barcelona pidi贸 incluso la segunda amarilla para Xabi Alonso en una mano fortuita cuando estaba en el suelo.

Messi y Pedro rompieron el partido en las inmedicaciones del descanso

Pero precisamente cuando m谩s descontrolado parec铆a el partido, cuando m谩s faltas hab铆a, y menos acercamientos se ve铆an, Messi fue el encargado de llevarse el que era pr谩cticamente primer envite en el treinta y dos. El argentino hizo una pared con Xavi a la altura del 谩rea blanca, amortigu贸 el bal贸n elevado con el pecho para quitarse del medio a Albiol y ya solo contra Casillas bati贸 al mostole帽o con la diestra. El ‘shock’ fue grande entre el madridismo porque, aunque la posesi贸n era blaugrana, Casillas tampoco hab铆a intervenido. Pero el mayor problema no fue el gol en s铆, sino que el conjunto blanco no terminaba de encontrarse ante un Barcelona discretito. El bal贸n no le duraba apenas en los pies, y cuando llegaba a los delanteros, 茅stos no eran capaces de re-conectar con los mediocampistas blancos. Higua铆n tuvo la que fue pr谩cticamente la 煤nica ocasi贸n en la primera mitad a cinco minutos del descanso, pero su disparo se march贸 alto cuando estaba solo aunque algo escorado.

-聽聽聽聽聽聽聽聽聽 La ficha:

0 - R.Madrid: Casillas; Ramos, Garay, Albiol, Arbeloa; Gago, Xabi Alonso, Marcelo (Guti 55’), Van der Vaart (Ra煤l 68’); Higua铆n (Benzema 79’) y Ronaldo.

2 - FC.Barcelona: Vald茅s; Puyol, Piqu茅, Milito (M谩rquez 79’), Maxwell (Iniesta 62’); Keita, Busquets, Xavi; 脕lves, Pedro; y Messi.

Goles: 0-1, Messi (32’); 0-2, Pedro (55’).

脕rbitro: Mejuto Gonz谩lez. Amonest贸 a Xabi (12’), Messi (18’), Albiol (29’), Xavi (30’), 脕lves (38’), Maxwell (51’), Ramos (60’), Garay (84’).

Incidencias: Estadio Santiago Bernab茅u. Lleno: 80.000 espectadores. Al inicio del encuentro se guard贸 un minuto de silencio en memoria del presidente de Polonia, fallecido hoy en un accidente de avi贸n.

Nada m谩s volver de la caseta, Marcelo y Ronaldo tambi茅n probaron suerte pero igual de t铆midamente, y cuando se supone que era el Real Madrid el que deb铆a achuchar al rival, Pedro volvi贸 a pegar. 隆Y de qu茅 manera! Estaba mareando literalmente a Arbeloa justo cuando Xavi le vio y, con el pase del ‘6’ blaugrana, el canario se plant贸 solo ante Casillas y le bati贸 sin problemas para llevar el 0-2 al marcador. Afortunadamente para el Madrid, Pellegrini ya ten铆a preparado el cambio de Guti por Marcelo, porque el de Torrej贸n pudo darle al conjunto blanco ese f煤tbol que tanto hab铆a a帽orado nada m谩s pisar el c茅sped. Y eso evit贸 que el conjunto blanco se marchara a la lona a pesar de haber encajado el segundo gran pu帽etazo de la noche. De hecho, Van der Vaart y Ronaldo tuvieron en sus botas la igualada.

Van der Vaart fall贸 un mano a mano con Vald茅s que pudo ser clave

Guti dej贸 al holand茅s franco para un mano a mano con Vald茅s en el minuto 58, pero el ‘23’ blanco no supo resolverlo y tir贸 ‘al mu帽eco’ para que el guardameta cul茅 s贸lo tuviera que agacharse para atajarlo. Algo m谩s de esfuerzo tuvo que hacer el ‘1’ blaugrana para despejar un tiro de Ronaldo tras un buen contraataque blanco ya en el 68, pero fue igualmente efectivo. Poco a poco, el Real Madrid se iba acercando al 谩rea visitante, e incluso sum贸 hasta cuatro disparos m谩s tras el gol de Pedro, pero sin el ox铆geno que dan los goles, lo cierto es que las fuerzas tambi茅n empezaron a escasear.

De hecho, ya con Iniesta en el campo, Xavi controlaba el cuero sin apenas oposici贸n, y sus conexiones con Messi a punto estuvieron de terminar en goleada cul茅 si no llega a ser por Casillas, que salv贸 milagrosamente dos mano a mano con el argentino. Esas dos ocasiones parecieron inyectar en el Madrid cierta dosis de precauci贸n, pues en los 煤ltimos diez minutos apenas atac贸, quiz谩 temerosos de marcharse con una goleada. Mejuto le anul贸 un gol a Ra煤l por manos de un Benzema que tuvo el 煤ltimo cabezazo del partido, pero ni el uno ni el otro pudieron recortar distancias ante un Barcelona que sin ser ni mucho menos espectacular y habiendo llegado apenas cuatro veces a la porter铆a de Iker, fue superior al Madrid y de ah铆 que se llevara los tres puntos del Bernab茅u y el liderato en consecuencia.