ES NOTICIA Home Reportajes

Así será el nuevo ataque del Real Madrid del próximo año: Endrick y Mbappé, un lujo para ganarlo todo

Hay motivos para ilusionarse. Florentino Pérez lo ha vuelto a hacer.

Endrick y Mbappé

Endrick y Mbappé

Florentino Pérez está construyendo un equipo que tiene todas las papeletas para hacer historia.

Hay motivos para ilusionarse. El presidente del Real Madrid, junto a su directiva, está construyendo un equipo que tiene todo lo que se necesita para dominar el fútbol durante la próxima década. Esto, sumado a la situación paupérrima y mísera que atraviesa el FC Barcelona, hace pensar que se avecinan tiempos muy duros para el antimadridismo. 

Mucho se habla de la llegada de Kylian Mbappé. El francés parece que, por fin, se ha decidido a llegar al Santiago Bernabéu. Nunca es tarde para elegir la gloria y aquellos madridistas más reacios a su llegada lo acabaran adorando en la jornada 3 de liga. Sí, pongo esa fecha porque creo que ahí ya habrá marcado unos cuantos goles y se olvidará el pasado. El galo es un jugador diferente, qué duda cabe. Es ese tipo de futbolista que nació para llevar la elástica blanca.

Como diría Don Santiago Bernabéu, los mejores tienen que jugar en el Madrid y el crack de Bondy es uno de ellos. Con él, Carlo Ancelotti tendrá a su disposición a tres de los cinco mejores del mundo. Vinicius, Bellingham, no nos olvidamos de ustedes

La llegada de Endrick también se tiene muy presente. El brasileño eligió recalar en la capital de España. El Madrid, gracias a las continuas recomendaciones de Juni Calafat, apostó por él. El jefe de ojeadores es el mismo que puso encima de la mesa el nombre de ‘Vini’, Rodrygo, Fede Valverde, Militao y un largo etcétera. ¿Qué puede salir mal?

El carioca es futbolista del club blanco desde la pasada temporada. Hasta que no cumpla la mayoría de edad no puede enfundarse la camiseta de las 14 Champions, pero la parroquia de Chamartín ya lo ve como uno de los suyos. De hecho, ya es rutina levantarse en España viendo los goles y las grandes actuaciones de este “muchacho” en Brasil. Las ganas de verle de blanco aumentan cada día.

Ancelotti, tienes un bendito problema

El encargado de gestionar ese ataque será Carlo Ancelotti. Nadie mejor para ello. El técnico italiano tendrá que darle vueltas a su cabeza para colocar las piezas de la mejor forma posible. Mucho se habla de un 4-4-2 con Mbappé y Vinicius en la punta del ataque. Tampoco se descarta un 4-3-3 con el francés, el brasileño y Rodrygo, recordando así a la famosa “BBC” que dio tantas noches de gloria. Este tridente estaría acompañado de Jude Bellingham en la media punta y habría que “sacrificar” a un centrocampista. Evidentemente, no caben todos y tal vez haya alguna baja. El propio Rodrygo o Brahim ya están en las quinielas, aunque el plan del club es no vender a nadie.

Endrick, por su parte, tendrá 18 años cuando llegue a Chamartín. Es un delantero que se mueve por toda la zona ofensiva. Su conexión tanto con Vinicius por la izquierda como con Rodrygo por la derecha puede ser interesantísima. Es un futbolista que tiene una potencia que no es normal para su edad y maneja unas cualidades que están a la altura de los elegidos. Reitero, tiene 18 años, todavía no hemos visto su techo y no somos conscientes del jugador que puede llegar a ser. 

 

REPORTAJES - DEFENSA CENTRAL

 

Juventud al poder

La España triste y fea, que es como yo llamo a la parte del país que odia al Real Madrid, viene diciendo que se puede avecinar una etapa similar a la de los galácticos, es decir, una época en la que el conjunto blanco tiene a los mejores, pero que no gana todos los títulos que se podrían esperar.

Para su desgracia, a esta gente habría que decirle que lo mejor de este proyecto es que son jugadores jóvenes y que disponen de toda una carrera por delante, o sea, ya son los mejores, pero pueden, incluso, subir su nivel. Evidentemente, esto es fútbol y puede pasar absolutamente de todo, pero comparar un Madrid con el otro no es demasiado real. Las diferencias son abismales.

Mbappé “gratis” y Endrick 60 millones

Mientras en la ciudad condal se arruinan con contratos desorbitados y lejos de sus posibilidades, el Real Madrid, gracias a Florentino, vuelve a dar otra lección impresionante. Kylian Mbappé llegará sin que el PSG reciba ni un solo euro. Además, el galo, que ha elegido la gloria en lugar del dinero, cobrará una cantidad similar a la que recibe Jude Bellingham. Esto es otro aspecto que se le olvida a los agoreros que aseguran que se va a romper el vestuario.

Por su parte, Endrick ha costado 60 millones. Una cantidad que, tal y como está el fútbol, no es del todo alta. Además, es una apuesta de futuro que tiene todos los indicios posibles para que salga de la mejor manera. Por tanto, desde la zona noble del Bernabéu han conseguido hacer un equipo favorito a todos los títulos sin realizar fichajes con cifras astronómicas. A todo esto, hay que añadirle que Vinicius y Rodrygo, por ejemplo, costaron 40 millones, Camavinga 30 y Fede Valverde 10… simplemente, una lección por parte de Florentino Pérez.

 

REPORTAJES - DEFENSA CENTRAL

 

Presente y futuro

Madridistas, ilusionémonos. Nuestro club mira al futuro con optimismo e ilusión. No hace mucho, hemos vivido  tres Champions consecutivas y cuatro en cinco años. Sin ir más lejos, hace dos campañas conquistamos la Liga de Campeones más mágica de nuestra historia. Pese a todo, sabemos como es el Real Madrid y ya os digo yo que lo mejor está por llegar.

Todo dependerá de que la pelotita entre o no, pero a partir del próximo curso tendremos un ataque que colocará al club blanco como máximo candidato para ganar todos los títulos. Además, puede llegar Alphonso Davies y un central joven para reforzar la zaga defensiva. Casi nada, ¿verdad?

Mientras tanto, en ‘Can Barça’ reina la desestructuración y la inestabilidad. Disfrutemos de este momento porque lo merecemos más que nadie. Y sí, no dejemos de ilusionarnos porque tendremos una plantilla para visitar a la Cibeles frecuentemente durante los próximos años. Como diría el gran Andrés Montes, que en paz descanse, la vida puede ser maravillosa.