Ir a versión clásica Ir a versión móvil
12 febrero 2017

El equipo sorpresa por el que pudo fichar Cristiano

  • La Juventus estuvo muy cerca de fichar a Cristiano en 2002
Cristiano Ronaldo, negra Cristiano Ronaldo, negra
Cristiano Ronaldo celebra un gol en Balaídos FOTO: Getty Images
Miguel Ángel Díaz Miguel Ángel Díaz

Hoy en día, Cristiano Ronaldo es uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol mundial. El portugués triunfa como la ‘Coca-Cola’ en el Real Madrid y en los 4 últimos años ha logrado ser 3 veces Balón de Oro. A base de goles, títulos y actuaciones apoteósicas, el portugués ya es considerado uno de los mejores de la historia del conjunto madridista pero su carrera bien pudo cambiar allá por 2002. Ronaldo estuvo a punto de fichar por la Juventus en un intercambio de jugadores diseñado por el directivo juventino Gianni Di Marzio.

La operación estaba totalmente cerrada, Cristiano Ronaldo ya estaba incluso dispuesto a viajar a Turín para cerrar los términos del contrato pero fue Marcelo Salas quién tiró la operación abajo. El delantero argentino se negó a marcharse al Sporting de Lisboa y todo quedó, finalmente, en agua de borrajas. Cristiano siguió en Lisboa y un año más tarde se marcharía por 18 millones de euros al Sporting de Lisboa.

Así se enamoró Di Marzio de Cristiano Ronaldo

Gianni Di Marzio era el responsable de exteriores de la Juventus. En un viaje a Portugal en el que su objetivo era conocer a Quaresma, Di Marzió quedó prendado de las habilidades y la calidad de Cristiano Ronaldo. El propio ex directivo lo ha reconocido en una entrevista: “Llamé a Turín y señalé que sería el mejor jugador del mundo, obviamente después de Maradona. Negocié, llevé a Cristiano a Turín en 2002 para firmar con el Juventus pero Salas no aceptó el trueque”. Poco después, Marcelo Salas se marcharía al River Plate pero ya era tarde, la Juventus había perdido a Cristiano Ronaldo…

Afortunadamente para el Real Madrid, aquel trueque no llegó a firmarse. El camino del luso fue completamente distinto. El Manchester United apostó por él y, aunque le costó, Ronaldo consiguió ser uno de los mejores del mundo con el paso del tiempo. Lo fue gracias a su constante firmeza mental, a su hambre para ganar partido y a su continua exigencia personal. Tras tres años de altos y bajos, Cristiano se metió a la afición de Old Trafford en el bolsillo.

En sus tres primeros cursos como ‘red devil’ solamente consiguió una Copa de la Liga y una FA Cup. Individualmente, sus datos de goles y asistencias no indicaban el verdadero jugador que el Manchester United tenía entre manos. En la 2003-2004, Ronaldo dio 7 pases de gol y marcó 6 tantos en 40 choques disputados; una campaña más tarde, su ‘récord’ se fue hasta las 10 asistencias y los 9 goles mientras que en la 05-06 consiguió 8 pases decisivos y 12 dianas.

Pero, a partir de la 2006-2007, Cristiano se desató, elevó su número de goles y el Manchester United empezó a celebrar títulos como ‘churros’. En la 2006-2007, marcó 23 goles para darle a su equipo la Premier League, una campaña después levantó Liga y Champions gracias a los 42 goles marcados en 49 partidos mientras que en su último curso en Old Trafford se fue hasta los 26 goles en 52 partidos.

Semejantes números le valieron el traspaso al Real Madrid; Florentino Pérez se ‘tiró’ a la piscina y cerró el fichaje más caro de la historia del fútbol abonando 90 millones de euros. Desde el primer instante, desde que el de Madeira pisó la capital de España, el madridismo se volvió loco y en su presentación el estadio Santiago Bernabéu incluso se quedó pequeño. 80.000 personas llenaban el estadio blanco y otras tantas se quedaban fuera por falta de aforo.

Siete años y medio han pasado desde aquella presentación multitudinaria que pasó a los anales de la historia. Si el madridismo echa la vista atrás, nadie podría haber imaginado lo que Cristiano Ronaldo ha conseguido hasta la fecha. Las cifras son sencillamente escandalosas: 385 goles en 374 partidos, 108 pases decisivos, 10 títulos, 3 Balones de Oro y tantas y tantas tardes de disfrute máximo para el madridismo.

Con el portugués sobre el césped, los blancos se han llevado a sus vitrinas 1 Liga, 2 Copas del Rey, 1 Supercopa de España, 2 Ligas de Campeones, 2 Supercopas de Europa y 2 Mundiales de Clubes. Sin duda, las dos Champions logradas en 2014 y 2016 son el punto culminante de la trayectoria del portugués en el Santiago Bernabéu. Él solo marcó 33 goles sumando las dos ediciones. Y todavía existen algunos que se atreven a asegurar que no fue decisivo para celebrar la Décima y la Undécima…

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información