Ir a versión clásica Ir a versión móvil
25 febrero 2017

La gran 'pega' del nuevo y flamante fichaje madridista

  • Augusto Galván acumula casi dos años sin jugar un partido
Galván en un partido con el Sao Paulo Galván en un partido con el Sao Paulo
Galván se negó a renovar con el Sao Paulo... y lo pagó así
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

La noticia saltaba el viernes por sorpresa: según una información procedente de Brasil, el Real Madrid había logrado atar a Augusto Galván, joven promesa brasileña de 17 años que procede del Sao Paulo. Sin embargo, un análisis pormenorizado de la trayectoria de este mediapunta ha revelado un aspecto algo preocupante que afecta a su progresión y a su crecimiento como futbolista.

Augusto Galván alcanzará la mayoría de edad el próximo 25 de marzo, por que entonces el Real Madrid ya podrá incorporarlo al club una vez que se abra el mercado de fichajes el 1 de julio. Sin embargo, mientras llega ese momento este talentoso atacante no va a tener la oportunidad de jugar en su actual club. De hecho, lleva exactamente 15 meses sin competir en sus categorías inferiores. Y no por lesión o sanción, sino por la lamentable decisión del Sao Paulo de no inscribirle para jugar con el filial sub-17 del equipo.

De poco importa que Galván sea internacional juvenil con Brasil y que ya haya ganado campeonatos regionales y nacionales con el Sao Paulo. De hecho, de niño contó con un buen número de pretendientes en su país, aunque finalmente se decantó por este equipo legendario del fútbol brasileño. Pero a sus 12 años lo que no podía esperar es que su elección acabaría derivando en un lamentable calvario. 

Y todo porque el contrato que firmó finaliza el 30 de junio de este 2017, por lo que el Sao Paulo le ofreció a finales de 2015 una renovación con contrato profesional. El objetivo era ahuyentar a los grandes clubes europeos - como el propio Madrid, el Barcelona o el Manchester City - que se habían interesado por él. Pero Augusto decidió rechazarla para esperar y ser libre para elegir. Y lo que se encontró fue un 'veto' de su equipo que le tiene sin jugar desde el 25 de noviembre de 2015, con motivo de la final del campeonato paulista sub-17.

Desde entonces el joven está sin jugar, así que el Sao Paulo ha facilitado las negociaciones para que el Real Madrid pague un millón de euros y cierre ya la operación. De hecho, el Bayern también se interesó por él, pero el club blanco ha logrado estar más avispado y le ha dejado atado. Así que ahora la duda es si traerá ya a Augusto para que empiece a entrenar en Valdebebas en marzo o le deja que continúe en su país hasta el verano. No en vano, en el Real Madrid preocupa la inactividad de más de un año del mediapunta, por lo que el objetivo es que se establezca cuanto antes en España y pueda entrenar y jugar con el Castilla para poder volver a sentirse futbolista.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información