Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El nuevo 'déjà vu' de Sergio Ramos

  • El capitán repitió la hazaña del Allianz Arena en 2014
Sergio Ramos camiseta negra contra Nápoles Sergio Ramos camiseta negra contra Nápoles
Sergio Ramos
Miguel Ángel Díaz Miguel Ángel Díaz

Como si fuera el ‘día de la Marmota’, Sergio Ramos siempre aparece cuando el Real Madrid más le necesita. Así ocurrió en Nápoles, cuando los italianos apretaban, cuando el campeón de Europa estaba a un solo gol de caer eliminado, el sevillano conectó su cabeza en dos ocasiones para hacer dos goles que sellaron el pase a cuartos. Apareció igual que en Lisboa o en Münich o contra el Deportivo de la Coruña o contra el Barcelona en el Camp Nou. Sergio Ramos es el alma del Real Madrid, es el capitán fuera y dentro del terreno de juego, es el hombre que le ha dado las mayores alegrías al madridismo en los últimos tiempos. Nápoles vivió el penúltimo episodio del súperheroe del madridismo.

Todo comenzó el 23 de abril de 2014; el Real Madrid acudía al Allianz Arena con un solitario gol de Benzema pero el capitán se encargó de apagar rápido el infierno que en las horas previas prometían los bávaros. Con 2 cabezazos a pases de Modric y Di María, el Madrid se ponía 0-2 y sentenciaba por completo el pase a la final de Lisboa. Cristiano Ronaldo y Bale completarían la fiesta en Münich.

Desde entonces, Sergio Ramos ha marcado 21 goles con la camiseta del Madrid y, 18 de ellos, han llegado cuando el conjunto madridista iba empatado o por debajo en el marcador. El ‘4’ le ha salvado los muebles en más de una ocasión. Lo hizo en Lisboa, marcó el gol de Milán, pero el sumun goleador de Ramos se ha disparado esta temporada. El camero acumula ya 10 goles entre todas las competiciones y es el tercer máximo goleador del equipo.

El Madrid le debe a Ramos seguir vivo en la Liga-sus goles ante el Villarreal, Deportivo o Barcelona le han dado hasta 5 puntos- y le debe estar en los cuartos de final de la Liga de Campeones. La clasificación para cuartos de final no apuntaba nada bien para las huestes madridistas hasta que el ‘avión’ de Camas se elevó por encima de la defensa para llevar al Rey de Europa a la siguiente ronda de la Champions.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información