Ir a versión clásica Ir a versión móvil
06 diciembre 2017

Zidane es 'inmortal' ante los alemanes

  • El entrenador del Real Madrid sólo ha cosechado resultados positivos en casa ante conjuntos germanos.
Zidane en el banquillo Zidane en el banquillo
Zinedine Zidane
DefensaCentral DC2 DefensaCentral DC2

El entrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane, tiene un imán con la victoria ante los equipos alemanes en el Santiago Bernabéu. El ex futbolista y actualmente técnico merengue ha demostrado en los casi dos años que lleva en el club blanco que los equipos germanos no se le dan nada mal… Ya van cuatro partidos invicto ante ellos.

Desde que llegó al Real Madrid, y a pesar de que ésta no está siendo la mejor temporada del equipo, Zinedine Zidane puede presumir de haber conseguido muchos éxitos. Y hasta este miércoles uno de ellos era el de permanecer invicto como local ante equipos alemanes, un tipo de fútbol que suele dar mucha guerra a los merengues. Sin embargo, en las tres ocasiones en que los merengues se enfrentaron a conjuntos germanos lo habían hecho con nota.

La primera vez que Zidane recibió en el Bernabéu a un equipo alemán fue hace dos temporadas, en los cuartos de final de la Champions. El Wolfsburgo ganó 2-0 como local al Real Madrid y puso contra las cuerdas a los blancos, pero un hat trick de Cristiano Ronaldo en el Bernabéu salvó los muebles en el partido de vuelta. El Real Madrid terminaría alzándose campeón de la máxima competición continental. 

Posteriormente, la pasada temporada, los blancos recibieron primero al Borussia en la fase de grupos (2-2) y después en cuartos de final al Bayern Múnich. El Real Madrid perdió 1-2 en los 90 minutos, yéndose la eliminatoria a la prórroga tras el resultado idéntico en la ida. En el tiempo extra, los blancos hicieron tres goles para plantarse en semifinales. Todo fue rodado desde ahí, y el Madrid repitió título.

En definitiva, una media de tres goles por encuentro en tres visitas alemanas al Bernabéu (9 goles en total) en la era Zidane. En esta ocasión no había nada en juego más que la honra (la pasada temporada ante el Borussia sí estaba en juego el liderato del grupo), pero Zidane hizo todo lo posible para que el equipo consiguiera una victoria que le diera alas de cara a lo que viene: el partido ante el Sevilla, el Mundial de Clubes y luego el trascendental Clásico.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información