Zidane volvió a ser camaleónico: adiós al sistema de la Supercopa

  • El técnico francés cambia ante el Sevilla el 4-5-1 que ha llevado al equipo blanco al primer título de la temporada por el 4-3-3, muy habitual esta campaña con el 4-4-2
Zidane y esquema Zidane y esquema
Zinedine Zidane, entrenador del Real Madrid. FOTO: DC
Defensa Central Defensa Central

El Real Madrid se plantó en la Supercopa de España 2020 en Yeda con varias bajas importantes (Asensio, Hazard, Bale y Benzema), pero Zinedine Zidane supo reinventarse y, con un sistema de cinco centrocampistas entre la defensa y Jovic, llevó al equipo a conquistarla. Ahora, el conjunto blanco vuelve este sábado a partir de las 16:00 horas a LaLiga ante el Sevilla en el Santiago Bernabéu en la jornada 20 y el técnico francés transforma de nuevo la pizarra.

Zizou ha cambiado el 4-5-1 que le ha llevado a conquistar el primer título de la temporada por el 4-3-3, muy habitual esta temporada junto con el 4-4-2. La ausencia de Fede Valverde por su sanción -expulsado en la Supercopa- ha sido la razón principal de este cambio. James podría haber entrado en su lugar en lo que hubiera sido una medular muy ofensiva, pero no siquiera entró en la convocatoria. (Las ofertas que ha rechazado el Madrid por James en enero)

Así, Zidane, que también ha dejado a Isco en el banquillo ante el Sevilla, ha apostado por el tridente de oro de las grandes citad en las últimas temporadas, mientras que Lucas Vázquez, Rodrygo y Jovic forman el ataque. Benzema, ya recuperado, estará en el banquillo, esperando sumar los primeros minutos después de su lesión que le ha hecho perderse la Supercopa.

El extremo gallego, que tardó en contar con oportunidades esta temporada, vuelve a vestirse de corto algo más de dos meses después de su lesión -no jugaba desde el 0-4 ante el Eibar en la jornada 13 el 9 de noviembre-, mientras que el joven crack brasileño vuelve al ‘11’ después de sus buenos minutos ante el Atleti en la final de la Supercopa. El regreso de Marcelo al equipo titular casi dos meses también después de su lesión -no lo hacía desde el 0-1 ante el Alavés en la jornada 15 el 30 de noviembre- y la irrupción de Militao por el lesionado Ramos son las otras dos grandes novedades del Madrid de Zidane ante el Sevilla de Lopetegui.