2020-11-15 15:53:00

Exclusiva DC: el Madrid confía en ‘parar’ la última ofensiva de Bélgica para llevarse a Hazard

  • La Federación Belga va a intentar que Hazard llegue al partido del próximo miércoles contra Dinamarca. El Madrid, por su parte, ve una locura tan solo plantear un viaje exprés del futbolista.
Hazard y Roberto Martínez Hazard y Roberto Martínez
Eden Hazard.


Mientras que Eden Hazard se encuentra aislado en su domicilio recuperándose del COVID-19, se produce una 'guerra fría' en los despachos del Bernabéu. Según ha podido conocer Defensa Central en exclusiva por fuentes próximas al Real Madrid, la Federación Belga ha solicitado un 'viaje exprés' del jugador si da negativo antes del miércoles


Debe ser que Roberto Martínez tiene una obsesión con Hazard y lo necesita urgentemente. Antes de que diera positivo ya anunció que iba a estar convocado aunque no hubiera tenido muchos minutos en el Real Madrid. Si Zidane no se arriesgaba a darle un partido completo porque acaba de salir de lesión, ya lo iba a hacer él sin remordimiento.

Cuando se conoció que Eden tenía coronavirus, el seleccionador de Bélgica no tuvo más remedio que llamar a otro en su lugar. Sin embargo, aún se ve con posibilidades de tener al jugador del Real Madrid antes del partido del miércoles contra Dinamarca. Si da negativo en las próximas pruebas, solicitarán al club blanco un 'viaje exprés'. 

Así se lo hicieron saber hace unos días, cuando preguntaron por los resultados de las últimas pruebas, para saber si había alguna posibilidad de que jugara este mismo domingo contra Inglaterra. En el Bernabéu no daban crédito con lo que estaba pasando. 

Fuentes próximas al Real Madrid explican a Defensa Central que consideran "una locura" hacerle viajar de un día para otro nada más superar el virus (si es que ya da negativo en las próximas pruebas). Pese al revuelo generado, confían en la "cordura" de la Federación Belga para que Hazard no se vaya a jugar el miércoles

Las circunstancias se han dado así y no es lógico que un jugador haga un viaje privado para jugar un solo partido. Y no un jugador cualquiera, sino uno que, en el mejor de los casos, acaba de pasar una enfermedad que está causando cientos de muertes en España cada día. No todo vale.