Casemiro no estuvo muy exigido pero fue un 'muro' para el Sheriff

El brasileño no desaparece de los onces de Ancelotti y fue clave ante el Sheriff para aportar el equilibrio que tanto demanda el técnico


Casemiro

Casemiro




El brasileño sabía que esta noche iba a tener que ayudar en defensa más de la cuenta. El Sheriff es un equipo alegre, que tiene mucha velocidad en los últimos metros, y la zaga madridista necesitaba otro efectivo para paliar las contras del conjunto moldavo.

Sin embargo, los moldavos no generaron prácticamente ocasiones de peligro. Unas pocas en la segunda parte, con 0-3 ya en el marcador, por lo que Case pudo estar tranquilo.





Ancelotti le pidió que no viese la tarjeta amarilla por si ganaban, como fue el caso, pudiese estar para jugar contra el Inter en la 'final' del próximo 2 de diciembre. Y, aunque en el 24' pudo ser amonestado, finalmente se marchó sin ser amonestado.

Para asegurar su presencia contra el equipo italiano, en el que se juegan el primer puesto, Ancelotti le sustituyó en el 84'. Así lo confirmó en rueda de prensa: "Lo hablamos y lo cambié para que no recibiera la tarjeta".





Casemiro estuvo a la altura de las expectativas y, aunque no brilló tanto como sus escuderos Kroos y Modric, cuajó una actuación notable. Carletto respirará tranquilo porque vuelve a Madrid sin amarilla (y con la clasificación bajo el brazo).




DEJA TU COMENTARIO