Ici c'est Real Madrid: el Rey de Europa está en cuartos

El Real Madrid ganó 3-1 y remontó en Champions League ante el PSG con un hat-trick de Benzema.


Real Madrid-PSG

Real Madrid-PSG




El Real Madrid-PSG estaba marcado en los calendarios de todos los madridistas como el partido del año. Empezó a jugarse desde bien temprano. El cálido recibimiento de los congregados en la Plaza de los Sagrados Corazones fue el pistoletazo inicial de la que debía ser una noche mágica y para la historia. Y lo tenía todo. Contra el PSG de los petrodólares, el mismo que retuvo a Mbappé a contra voluntad, o que tenía a Messi, Neymar, Achraf y Donnarumma, entre una constelación de cracks. El de Al-Khelaïfi y el de Qatar. El que quiere comprarlo todo con el dinero. Los miles de madridistas que esperaron la llegada del equipo al recinto que congregó esa batalla lo tenían clarísimo: era el partido. El primer gol lo metieron ellos.

El Real Madrid empezó el partido volcado al ataque. Una imagen totalmente distinta a la de la ida en París. Lo intentó con Vinicius Jr revolucionando al personal y llevando el deleite al madridismo. El PSG, en los primeros minutos de partido, estaba totalmente descolocado, pero sí que tenía peligro al contragolpe con la MMN como punta de lanza. Por ahí tuvo varias ocasiones, pero estuvo bien plantado Courtois para desbaratarlas. Los nervios se apoderaron de los franceses y les nublaban la vista en el momento de atacar al belga.

El ritmo madridista bajó a partir del minuto 10 y se asentó el PSG sobre el campo. El Madrid necesitaba llevar esa mística que le implantó el Bernabéu y que sí que llevó en los primeros momentos del encuentro. Las dos primeras claras fueron de los parisinos y con Mbappé, como no podía ser de otra forma, en la zona de máquinas y llevando los hilos de los suyos. E incluso tuvo la tercera, más facilita para Thibaut, que terminó Neymar con un disparo al contragolpe. 

La más clara de los blancos llegó por medio de un disparo de Karim Benzema, por la izquierda, en una de esas jugadas made in KB9. La salvó el PSG con lo justo, con la yema de los manos de Donnarumma, y el Madrid, en ese particular toma y daca, trataba de reaccionar ante esa triple ocasiones del conjunto de Pochettino. La jugada del de Lyon era para ponerla en un museo de haber entrado... El PSG apretaba al contragolpe e insistiendo con su particular tridente. Eso sí, Verratti, en la medular, seguía sin fallar un paso en la zona de medios. 

El PSG, en esa insistencia, encontró el gol por medio de Kylian Mbappé... pero el VAR de la UEFA, rapidísimo, se lo anulaba por un fuera de juego claro en el centro por banda izquierda. El Madrid respondía con un par de cabezazos de Benzema, pero seguía el guion del 0-0 inicial . Partido de ida y vuelta en lo que podía pasar cualquier cosa. 

Mbappé, la diferencia

En el minuto 39 se rompía la igualdad. Una genialidad más de Kylian. Mbappé, en una galopada, marcaba el 0-1. No se cortaba en la celebración del tanto y dejaba clarísima su profesionalidad sobre el verde. El Madrid, ahora, necesitaba marcar dos goles para forzar la prórroga en La Castellana. La diferencia la marcaba Mbappé. Un jugador diferencial y que volvía a ser clave en las filas de los galos. Era la diferencia con la que nos íbamos al tiempo de descanso en la capital de España.

Ancelotti no hizo cambios al término de la primera mitad, pero sí que introdujo en el calentamiento a Rodrygo, Camavinga y Lucas. Tres puntos calientes, y débiles, por los que el PSG estaba mostrando su mayor fortaleza durante el primer acto.

El PSG seguía a lo suyo y volvía a marcar Kylian Mbappé. Coronaba su hat trick en el Bernabéu, en el minuto 53, pero, eso sí, se lo volvían a anular. Otra jugada en la que se vistió de Ronaldo Nazario y en la que definió como los Dioses. El '7' seguía siendo la diferencia. Makkelie pitaba fuera de juego y acertaba de lleno. En la siguiente se iba al suelo cuando buscaba el 0-2 contra Courtois y se quedaba tendido en el césped. Él era la dinamita parisina.  La mayor amenaza sobre el verde.


Crece el Bernabéu con el gol de Benzema

Mbappé se recuperaba y el pánico pasaba al Real Madrid al ver a Éder Militao tocado. Duró unos segundos, no fue a mayores, y tras el temor vino la alegría madridista. Un gol en el 60' para reaccionar. La jugada nació en un intento de recuperación del propio Benzema y se la sirvió Vinicius. Al grito de "Sí, se puede", el Bernabéu llevaba en volandas a los suyos. El Rey de Europa estaba en su mejor momento. Buscó el efecto del tanto unos minutos después y casi lo encontró con un remate poderoso de cabeza de Karim que se iba por muy poco. Guion nuevo. El Madrid, reforzado tras los cambios. 

Locura total en minutos... esto es el Real Madrid

La más clara para el 2-1 llegó en el minuto 72 por medio de Vinicius Júnior. Se encontró un rebote, de la nada, y el carioca se quedó con el molde cuando solo le faltaba celebrar en el córner. Donnarumma se escapaba de una buena y el Madrid arrinconaba al PSG en busca del segundo tanto que nos llevaría directos a la prórroga.  No llegó con la de Vini Jr, pero sí con Benzema tres minutos más tarde tras una asistencia de Modric prodigiosa. De frotar la lámpara y salir el genio. Y de la nada. El Real Madrid. Esto es el Real Madrid. En el minuto 77. Otro de Karim y deleite total en La Castellana. El Madrid volteaba la eliminatoria. El banquillo enloquecía en dos minutos de locura total. El Bernabéu lloraba de emoción por lo vivido. Una noche mágica con el sello de Karim. Tres hacían falta tras el gol de Mbappé y tres le metió al PSG. Faltaba ser canchero y confirmar esa renta. Quedaba todavía un mundo. Y el Madrid lo supo jugar.

El mejor homenaje posible. Tres para superar a Alfredo Di Stéfano. Tres para hacer buena la frase de Juanito. Lo sabrán los franceses. Grabado a fuego. Esto es el Bernabéu y esto es el Real Madrid. O como dicen en París.... ¡Ici c'est Real Madrid!




DEJA TU COMENTARIO