Así ha cambiado el nuevo Bernabéu desde su último partido: calefacción, césped, grada y cubierta

Un mes queda para que el coliseo blanco vuelva a protagonizar las noches de la capital


Santiago Bernabéu ayer y hoy

Santiago Bernabéu ayer y hoy




El Santiago Bernabéu sigue dando pasos al frente en unas reformas que apenas han tenido descanso desde el 2020, que se encuentran en su fase más decisiva y que pronto tendrán que quedar de lado por el regreso de los nuestros a la actividad. Un mes queda para que el Real Madrid regrese a Concha Espina y Castellana, por lo que repasamos los cambios en un feudo que sigue caminando hacía el futuro.

Desde el 21 de mayo que el conjunto blanco no ve la afición en sus tribunas, que los aledaños al coliseo blanco no se ven abarrotados de público y que el Real Madrid no pisa un estadio que hasta el 2023 seguirá en constante cambio. Los propios obreros de Bernabéu desvelaban a Defensa Central hace una semana como han sido estos meses de locos.

“Es el momento más importante de la obra. Donde más partes se juntan y donde menos margen de error tenemos. En un mes el césped tiene que estar listo”, aseguran desde adentro del Bernabéu a DC sobre una serie de modificaciones que se han dado desde el pasado mes de mayo y que veremos el 4 de septiembre desde las 16:15 de la tarde ante el Betis.

Cambios en todos los frentes

No podremos verlo desde nuestros ojos, pero el sistema de calefacción bajo el césped ya se encuentra en sus últimas fases de instalación. Un avance significativo, clave para los encuentros de invierno y que la Nave del Madridismo mostraba en su canal de YouTube horas atrás.

El césped retráctil también viene siendo tendencia a pesar de las dificultades para traer las piezas desde el Este de Europa producto de los acontecimientos que se toman dicha región del continente desde hace meses. El invernadero es cada vez más parecido al que cerrará la obra en el 2023 y el principal hecho por la cual se mantendrá la lona del primer anillo.

En cuanto a las gradas, puede verse lentamente como la nueva zona para periodistas toma forma, así como esos casi 5.000 nuevos asientos que serán instalados para cuando todo llegue a su fin. Las situadas en el primer anillo son levantadas por estos días para que la maquinaria pueda ingresar sin problemas.

Imagen


Por ultimo pero no menos importe, DC pudo apreciar como esa gloriosa cubierta que tendrá nuestro feudo también empieza a ser lentamente colocada en los aledaños al Bernabéu. Quedará mucho todavía para verlo terminado, pero se trabaja día y noche para que cuando el Real Madrid regrese a su casa el próximo 4 de septiembre contra el Betis, veamos un poco más cerca como será el mejor centro de eventos del planeta.

jkkjkjjk




DEJA TU COMENTARIO