ES NOTICIA Home Reportajes

Las claves del Real Madrid – Manchester City: Una final anticipada

El conjunto blanco se verá las caras con el equipo de Pep Guardiola: se repite la semifinal de los dos últimos años.

Real Madrid – Manchester City

Real Madrid – Manchester City

Viernes, 15 de marzo. Una vez más, el Real Madrid está entre los ocho mejores equipos de Europa.

Tú, madridista, te levantas con la ilusión de ver el sorteo de Champions y conocer el camino que tendrá que superar tu equipo para llegar a la final. 

La bola de tu club sale la primera en la eliminatoria. “No empieza del todo bien el asunto, la ida será en casa”, pensarías. Y para colmo, a continuación, conoces que, otra vez, el Manchester City estará enfrente. “Que pesados”, podría haber dicho más de uno.

Sin embargo, esa sensación tan solo dura unos minutos. Al fin y al cabo, eres del rey de Europa y siempre crees que vas a ganar. Esa, en parte, es la grandeza de ser madridista. Esta vez no iba a ser menos.

La plantilla de Pep Guardiola es un auténtico equipazo, qué duda cabe. Son los vigentes campeones de la Liga de Campeones y también conquistaron la Premier League. Se puede decir, sin problema alguno, que ellos son los favoritos. Personalmente, entiendo que tengan esa condición. Es más, a mí me gusta. 

Todos tenemos muy presente ese 4-0 del Etihad. Aquella noche no salió absolutamente nada. Fue trágica. Pero, considero oportuno resaltar que las cosas han cambiado muchísimo en relación con aquel encuentro.

Un Madrid más peligroso

¿Quién nos lo iba a decir? Sin Benzema y con las lesiones que ha sufrido el equipo de Carlo Anceltotti, el conjunto blanco es más peligroso. El ‘factor Jude Bellingham’ tiene mucha culpa de ello. El inglés, que junto a Vinicius es la estrella del equipo, será toda una amenaza en el Etihad Stadium. El ex del Dortmund no estuvo, lógicamente, la pasada temporada y este año el madridismo tiene las esperanzas puestas en él. No es para menos.

Carletto se equivocó la campaña pasada. Se puede decir. El italiano sentó a Antonio Rüdiger en la vuelta cuando fue el mejor del equipo en la ida. El alemán desquició a Erling Haaland en el Santiago Bernabéu e incomprensiblemente no estuvo en el Etihad.

En esta ocasión, Pep Guardiola no tendrá esa suerte. El ‘22’ del cuadro merengue, que es el mejor del mundo en su posición, será un auténtico seguro de vida en la zaga defensiva.

Además, el Real llega en buen estado de forma. A su balance me refiero. A falta de saber lo que haga contra el Athletic Club de Bilbao (es el único partido que queda antes de la ida de cuartos), tan solo ha perdido un encuentro en los noventa minutos, es decir, a este Madrid cuesta mucho ganarle. La dinámica no puede ser más positiva en este aspecto.

 

 

Un City sin Gündogan y De Bruyne ‘mermado’

Como ya he mencionado anteriormente, el City es un auténtico equipazo. No hay ninguna duda al respecto y negarlo sería absurdo. Sin embargo, bien es cierto que tal vez esté un ‘escalón’ por debajo respecto al curso pasado.

La baja de İlkay Gündoğan ha afectado considerablemente al conjunto inglés. El alemán era el encargado de darle sentido al juego y este año no está en las filas de Guardiola. Precisamente, el técnico catalán no ha conseguido suplir al teutón de la mejor manera posible. Todavía en Manchester se acuerdan de él. Su ausencia se nota.

Kevin De Bruyne, por su parte, está ‘mermado’. Pueba  de ello es que no ha ido con el combinado belga en este parón de selecciones. Además, termina contrato en junio del 2025 y no ha renovado, de modo que su futuro está en el aire. De hecho, en Inglaterra cada vez se habla más de su hipotético adiós. Es un jugador con mucho mercado, evidentemente. 

El goleador del equipo, aunque en las semifinales del pasado curso no vio puerta, es Erling Haaland. El noruego está afrontando su segunda temporada con los skyblues y lleva menos tantos que la temporada anterior. También es cierto que mantener ese ritmo era exageradamente complicado. Pese a ello, será una auténtica amenaza para Carlo Ancelotti. El italiano pretenderá que vuelva a salir de vacío de la eliminatoria. Esperemos que tenga la pólvora mojada.

 

 

Los puntos fuertes del Manchester City

Hay que ser honestos. A pesar de estos aspectos, el Manchester City tiene muchas virtudes. No ganan la Copa de Europa por casualidad. De hecho, muchos aficionados estiman que esta eliminatoria es una final anticipada y el que consiga salir victorioso de ella tiene muchas opciones de llevarse la ‘orejona’. Un servidor está totalmente de acuerdo.

Pep Guardiola ha conseguido exprimir al máximo el potencial de su equipo. Cuenta con el mejor futbolista español del momento como es Rodri. Este, que fue el autor del gol en la final de la Champions, es el encargado de darle equilibrio al equipo. Es un pilar indispensable para el City y su presencia es una absoluta garantía para ellos.

Otro aspecto clave es Phil Foden. El joven inglés es una amenaza para todos los rivales. Su verticalidad y sus apariciones por toda la zona de ataque dan mucho que hablar. Es un futbolista que siempre genera mucho peligro y si los defensores no lo tienen controlado, mal asunto.

Todo esto, evidentemente, está muy bien. Al igual que De Bruyne y Haaland pueden ser letales. Sin embargo, lo que más me llama la atención son los cambios tácticos que Bernardo Silva le permite hacer a su entrenador. El portugués ya fue una auténtica pesadilla para el Madrid hace un año y en esta ocasión no va a hacer menos. En Valdebebas no pierden detalle de esta cuestión.

El Madrid es el Madrid

Todo puede parecer en contra. Pero, amigos, el Madrid es el Madrid. Quizás, para muchos sea una frase hecha, pero realmente no lo es. Además, el equipo inglés está jugándose la Premier en estos momentos, mientras que en Chamartín tienen encarrilada LaLiga, de modo que podrían llegar más frescos a esta eliminatoria. 

Son favoritos, lo reitero, pero se equivocarán sí creen que va a ocurrir lo que vimos en el Etihad allá por el mes de mayo. No se confundan, este equipo va a dar guerra y al City tampoco le hará nada de gracia volverse a ver con el Real. Ya cuento los días para que llegue ese 9 de abril y tenga lugar el primer asalto de la eliminatoria. Al fin y al cabo, somos del Madrid por retos como este. No lo olviden.