El Madrid pierde en Israel en los últimos segundos de un duelo igualado

  • Los de Pablo Laso perdieron en la pista del Maccabi por 86-84 con alguna decisión arbitral bastante polémica al final.
Maccabi-Real Madrid Maccabi-Real Madrid
Maccabi-Real Madrid
Rubén Gómez Rubén Gómez

El Real Madrid se presentaba en la siempre difícil pista del Maccabi tras encajar dos derrotas en los tres últimos partidos europeos, siendo dos de ellas en casa. Además de los resultados, Laso llegó a Tel-Aviv con otro ‘golpe’, las bajas de jugadores tan importantes como Llull o Rudy Fernández.

La salida del Madrid al encuentro fue más que buena. De arranque, un 2-11 para los de Pablo Laso, con Tavares empezando a dominar y con triple de Thompkins incluido. Lo cierto es que este primer cuarto fue espectacular a nivel ofensivo. De hecho, los de Laso anotaron 33 puntos, una barbaridad, con 5 triples y un juego más que fluido (24-33, min.10).

Eso sí, todo lo bien que se mostró el equipo desde el arranque de los primeros 10 minutos no lo pudo mantener el inicio del segundo cuarto. Ahí Maccabi se acercó gracias a un parcial de salida de 16-7 para apretarlo todo al máximo (40-40, min.15). Tyler Dorsey se conviertió en el faro de los locales, con 16 puntos en 11 minutos y tres triples sin fallo. Por parte merengue, todo seguía siendo más repartido, con Carroll sumándose a la fiesta anotadora en este arranque de periodo. Al descanso, el Madrid mandaba por un punto, 45-46.

El tercer cuarto fue muy igualado. El Maccabi, por momentos, mostraba su anarquía, con los jugadores haciendo la guerra por su cuenta con lo bueno y malo que eso supone a la hora de defender a un rival así. Dorsey seguía anotando, sin embargo, Wilbekin estaba sospechosamente desaparecido para lo que en él suele ser habitual. Por parte madridista, Thompkins se encargaba de la anotación y dejaba a los suyos por delante antes de entrar en el último cuarto (63-66, min.30).

Como era de esperar, la igualdad volvía a ser máxima para llegar a la recta final del encuentro con todo por decidir (76-75, min.37). El encuentro llegó igualado hasta los segundos finales. La moneda podía salir cara o cruz. Los tiros libres de unos y otros podían decidir aunque la ventaja era para Maccabi en el intercambio. De hecho, a falta de 8 segundos, la cosa se puso 85-84 y el balón era para los israelíes, momento en el que los árbitros le pitaron antideportiva a Taylor por una falta sobre Hunter. Una falta inventada, de vergüenza. Un regalo. El americano falló los dos tiros libres pero seguían disponiendo de la posesión que, tras falta de Laprovittola, llevó a Wilbekin al tiro libre. Éste sólo metió uno, lo que dejó el marcador en 86-84. Resultado que no se movió porque Carroll perdió el balón en la última jugada y, con ello, la opción de empatar o ganar. Una dura derrota.

PARTICIPA EN LA ENCUESTA DEL DÍA

¿Quién ha sido el peor del partido ante el Alcoyano?

VOTAR / VER RESULTADOS

Error 500

Undefined variable: encuesta