El catennacio italiano quiere su quinta corona

  • Italia aspira a revalidar la Copa del Mundo en Sud谩frica
Italia aspira a revalidar la Copa del Mundo en Sud谩frica
Jaime de Carlos - EP Jaime de Carlos - EP

Italia medir谩 en Sud谩frica la balanza que calibre la gloria y el orgullo de una de las selecciones con m谩s historia en el f煤tbol internacional, y que, en su decimos茅ptima Copa Mundial, tratar谩 de defender la 'sorprendente' corona cosechada en 2006 con el aval que profesa desde su banquillo 'el profesor' Marcello Lippi.

La 'azzurra', como vigente campeona mundial, ser谩 una de las candidatas dentro del amplio espectro de conjuntos que ans铆an el entorchado. De hecho, la tetracampeona en estas citas (1934, 1938, 1982 y 2006) es el 煤nico pa铆s junto con Brasil que ha ganado el certamen dos veces consecutivas.

En concreto, estos dos primeros laureles, cuestionados por la fortaleza internacional de entonces del 'Duce' Benito Mussolini, marcan la pauta a seguir de un combinado que sue帽a con reverdecer estos a帽os de 'vino y rosas'. Asimismo, la brillantez con la que se cosech贸 el camino de Italia a la cita sudafricana refrenda el estado de euforia que rodea a la expedici贸n transalpina.

Y es que la 'Nazionale' sum贸 24 c贸modos puntos en la fase de clasificaci贸n del grupo 8 europeo. Sin brillantez, pero con la misma eficacia y la misma practicidad de siempre, la escuadra italiana qued贸 invicta con 7 victorias y 3 empates, garantiz谩ndoles el billete al continente africano en la pen煤ltima jornada.

Su registro anotador qued贸 a cargo del 'viola' Alberto Gilardino, m谩ximo goleador con 4 dianas, pero tres de ellos a la modesta Chipre en menos de un cuarto de hora en el 煤ltimo encuentro; mientras que bajo palos, el papel de 'jefe' contin煤a intacto --apenas siete goles encajados-- en manos de Gianluigi Buffon.

Este gran balance contrasta con el sentimiento de humillaci贸n que persigue a Italia desde la derrota a manos de Brasil, su m谩ximo rival hist贸rico, en la pasada Copa Confederaciones celebrada hace un a帽o mismo en Sud谩frica.

Tras este discreto papel, as铆 como el varapalo en cuartos en la Eurocopa de Austria y Suiza ante Espa帽a en 2008, los de Lippi persiguen en su segunda visita a Johannesburgo la 'vendetta' que les permita demostrar qui茅n es el vigente campe贸n de la Copa del Mundo.

S贸lo por su historia y su competitividad cuando les llega la hora de medirse con los mejores, Italia debe entrar en las apuestas para el t铆tulo o para llegar lo m谩s lejos posibles. Su primer grupo, conformado por Paraguay, Eslovaquia y Nueva Zelanda no deber铆a darle demasiados quebraderos de cabeza para un equipo donde se mantienen 'capos' de anta帽o, pese a la ausencia de Luca Toni, Alessandro Del Piero o Francesco Totti.

As铆, se mantienen Gianluigi Buffon, considerado hace varios a帽os como uno de los mejores porteros del mundo, y Fabio Cannavaro, 'Bal贸n de Oro' en 2006 tras liderar la zaga en el Mundial de Alemania, dos de los pilares defensivos de Italia y que a sus 36 a帽os y m谩s de 130 internacionalidades est谩 probablemente ante su 煤ltima cita de gran nivel y con ganas de resarcirse de su ausencia por una lesi贸n de 煤ltima hora en la Eurocopa de 2008.

En el centro del campo, hay muchas caras nuevas, pero el 'cerebro' sigue siendo Andrea Pirlo, acompa帽ado por Daniele De Rossi y Gennaro Gattuso, mientras que arriba parece haber llegado la hora de Alberto Gilardino.

La duda de Pirlo para el centro del campo

Ante este panorama, y con un equipo donde prima la defensa por encima del talento, uno de los pocos que puede presumir de esto 煤ltimo es el milanista Andrea Pirlo, que espera recuperarse de sus problemas f铆sicos para estar en el Mundial. Toda la creatividad de Italia pasa por las botas de este futbolista de 31 a帽os reci茅n cumplidos, fino en el juego corto y preciso en el desplazamiento largo, destacando su toque a bal贸n parado, sobre todo en las faltas.

Sabedor de sus capacidades, Lippi le quiere lo m谩s cerca de la porter铆a rival, descarg谩ndole del peso defensivo, pese a que no es un jugador con excesivo gol y que se encuentra m谩s c贸modo lejos del 谩rea y los defensas rivales. De hecho, este a帽o s贸lo ha hecho un tanto, al Real Madrid en la Liga de Campeones en el Santiago Bernab茅u.

Campe贸n del mundo hace cuatro a帽os, ha sido un fijo de su selecci贸n desde las categor铆as inferiores, proclam谩ndose campe贸n continental sub-21 en el a帽o 2000, y lleg贸 al Milan tras ser descartado por el vecino Inter con 18 a帽os.

Lippi quiere su segundo Mundial

Marcello Lippi, considerado por los 'tifosi' como un verdadero h茅roe tras la consecuci贸n del pasado Mundial en Alemania, tratar谩 de repetir las mismas consignas de hace cuatro a帽os para sumar un nuevo entorchado que le situar铆a al mismo nivel del m铆tico Vittorio Pozzo, fundador de la historia de la 'azzurra'.

El ex seleccionador italiano, que dio los primeros dos laureles en 1934 y en 1938 a la disciplina transalpina, sigue hoy en d铆a como el 煤nico entrenador capaz de haber llevado a un combinado a levantar dos Mundiales de la FIFA. Su historia, ligada a los or铆genes del 'catennaccio', permanece vinculada a la del de Viareggio, que est谩 a siete encuentros de la inmortalidad en los anales del balompi茅.

Al margen de su cargo con Italia, que se ha intercalado en dos etapas tras el 茅xito de 2006 --2004-2006 y 2008-actualidad--, Lippi comenz贸 su andadura como t茅cnico del Sampdoria en 1982, aunque su 茅xito no se produjo hasta 1994 cuando lleg贸 al Juventus. All铆, en Tur铆n, contribuy贸 en el palmar茅s 'bianconero' con una 'Champions' y cinco ligas, entre otras distinciones.

Sin embargo, este veterano 'mago' de los banquillos, elegido tras la destituci贸n de Roberto Donadoni, que hab铆a sido su sustituto, ha reconstruido el esquema de 'La Nazionale', desde la defensa hasta la vanguardia de ataque, as铆 como su mentalidad. La misma que qued贸 contrastada en su firma: "Ninguna selecci贸n es superior a Italia. No quiero decir que seamos mejores que todas las dem谩s, pero puedo asegurar que no somos inferiores a ning煤n equipo".