Ir a versión clásica Ir a versión móvil
03 diciembre 2016

Ramos podrá decir adiós al Bernabéu

  • El capitán blanco se libró de la tarjeta amarilla en el Camp Nou y podrá jugar ante el Deportivo en el último choque liguero de 2016 del R.Madrid.
Ramos durante un partido de esta temporada Ramos durante un partido de esta temporada
Sergio Ramos
Rubén Gómez Rubén Gómez

Como no podía ser de otra forma, Sergio Ramos fue el capitán del Real Madrid en el partido ante el Barcelona. El andaluz, después de perderse seis partidos de Liga consecutivos tras lesionarse en un encuentro con la selección española, recuperó sus galones en los últimos partidos del equipo (en Lisboa ante el Sporting de Portugal y en Liga ante el Sporting de Gijón) y fue titular en el clásico.

Eso sí, el defensa madridista jugó el encuentro ante el Barcelona con una ‘amenaza’ sobre su cabeza, la de la suspensión para el próximo partido de Liga. Y es que Ramos estaba apercibido por acumulación de amonestaciones y si veía una tarjeta en el Camp Nou no podría jugar el encuentro del próximo sábado en el Santiago Bernabéu frente al Deportivo de la Coruña.

Por la forma de jugar y la concentración máxima del defensa merengue en el partido quedó muy claro que a Sergio Ramos le importaba bien poco lo que pudiera pasar dentro de una semana. Todo su espíritu, ganas y emoción estaban puestos en Barcelona. No había tiempo para pensar en esa amarilla que le haría cumplir ciclo de tarjetas.

Finalmente, a pesar de la tensión y los lances del juego, Ramos no vio esa cartulina amarilla y podrá estar en el partido ante los gallegos el próximo fin de semana en el Santiago Bernabéu.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información