Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La primera final de abril supone un revés para el Madrid

  • El durísimo mes que le espera al Real Madrid ha visto el primer varapalo para los blancos.
Kroos sacando un córner Kroos sacando un córner
Toni Kroos
Rubén Gómez Rubén Gómez

El Real Madrid tenía muy claro que el calendario le tenía preparada una ‘faena’ de campeonato para el mes de abril. Después de ganar en Bilbao, y tras el parón de selecciones, los de Zidane afrontaban partidos durísimos en un corto espacio de tiempo.

Es cierto que tras los compromisos internacionales el mes empezó bien. El Real Madrid se impuso al Alavés y al Leganés en dos partidos que tenían su dificultad, principalmente porque ningún equipo regala nada y menos jugando ante el campeón de Europa.

La primera gran prueba de este abril mortal llegó este sábado en el derbi frente al Atlético de Madrid. Después llegará el doble duelo con el Bayern de Múnich en el Champions, la visita del Barcelona al Santiago Bernabéu…¡partidazos brutales!

Por suerte para los de Zidane no puede decirse que la cosa haya empezado especialmente mal en el arranque de abril. El empate en el derbi ante el Atlético de Madrid es doloroso, pero a la vez engañoso y permite a los blancos seguir encabezando la Liga y, sobre todo, coger toda la moral del mundo por el juego desplegado para lo que se avecina, empezando por la visita a Múnich del próximo miércoles.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información