Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El dato que revela que Asensio es un elegido…¡un mago!

  • Marco Asensio cuenta sus últimos partidos por golazos marcados, y es que de sus últimos cuatro disparos, tres han terminado en gol
Marco Asensio, blanca Marco Asensio, blanca
Marco Asensio FOTO: RealMadrid.com
Pablo Ruiz Pablo Ruiz

Cuando Marco Asensio salta al césped, el espectador sabe que puede pasar cualquier cosa. Ya sea en una final de la Champions, en el Camp Nou o en el Bernabéu, el balear es un mago que no siente la presión y ejecuta sus trucos con una efectividad sin igual y con un enorme virtuosismo.

Los goles de Asensio ponen en pie a los estadios y dejan boquiabiertos a los aficionados que los presencian. Carga la pierna con una facilidad pasmosa, pero sabe muy bien cuando disparar y cuando pasar el balón. Sus brillantes estadísticas así lo demuestran.

De sus últimos cuatro disparos, han salido tres espectaculares golazos: el primero a la Juve en la final de Cardiff, el segundo al Barça en el Camp Nou, y el tercero en el Bernabéu en el último clásico.

Asensio saltó al césped de Cardiff en el minuto 82. El marcador reflejaba un 1 a 3 a favor de los blancos. Restaban ocho minutos para levantar la Duodécima, y mientras el resto de sus compañeros se dedicaban a dormir el partido para correr los mínimos riesgos posibles, Asensio surgió de la nada para hacer magia, para hacer una obra de arte.

Tenía 21 años y era su primera final europea. Tras una magistral jugada de Marcelo, el balear cogió el balón y lo puso en el fondo de la portería de Buffon para poner la guinda a una temporada de debut como no se recuerda otra.

Así cerró la temporada 2016-2017, y cuando se pensaba que la cosa no podía ir a más, va Asensio y la vuelve a liar por todo lo alto: sentenciando la Supercopa de España con un gol de bandera en el Camp Nou y jugando con diez tras la expulsión de Cristiano.

Ante su gente, en el Santiago Bernabéu, donde le adoran, mandó un misil desde 25 metros ante el que Ter Stegen no pudo hacer más que la ‘estatua’, mientras Zidane, en la banda, dejaba escapar media sonrisa, una mueca de sorpresa y alucinación, como cuando presencias algo milagroso, casi imposible, sólo al alcance de un elegido como Marco Asensio, el otro ‘Mago’ del Real Madrid, con permiso de Isco.

Tres disparos certeros, tres disparos de un auténtico francotirador, tres disparos que son la envidia de Europa. El cuarto, el disparo fallado, fue ante el Manchester United en la Supercopa de Europa, pero la precisión y la efectividad de Marco Asensio asustan a sus rivales. En el momento menos pensado carga esa zurda portentosa y el balón hace imposibles hasta colarse en el fondo de la red.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información