La historia liguera está del lado madridista

  • El Real Madrid es capaz de remontar una desventaja semejante
Celebración dé Asensio en el Clásico de la Supercopa Celebración dé Asensio en el Clásico de la Supercopa
Asensio, Carvajal y Modric celebran el gol ante el Barça
Miguel Ángel Díaz Miguel Ángel Díaz

¿Debe estar el madridismo preocupado y angustiado por la situación del equipo en el campeonato nacional de Liga? ¿Ha dicho ya el Real Madrid adiós a la posibilidad de lograr la 34ª esta temporada? Después de cinco jornadas, los de Zinedine Zidane se encuentran a 7 puntos del Barça, actual líder de la competición. Más allá de los resultados, al Madrid le está faltando acierto ante la portería rival. Quedan 33 jornadas por delante. La afición debe confiar en este equipo más que nunca.

Solamente hace falta echar la vista atrás un año para darse cuenta que la Liga no está ni mucho menos perdida. En la Liga 16-17, el Real Madrid acumuló hasta tres empates consecutivos en el campeonato. Fue en las jornadas 5, 6 y 7; empató ante Villarreal, Las Palmas y Eibar y las alarmas saltaron de la misma manera que están sonando a día de hoy. Pero Zidane, con la naturalidad de siempre, consiguió darle la vuelta a la situación y el Madrid terminó ganando la Liga con soberana autoridad.

Y sí lo que ocurrió el curso pasado no es suficiente para elevar la moral de la tropa, ¿qué decir de lo que pasó en la temporada 15-16? El Real Madrid llegó a estar a 12 puntos del Barça en la Liga, el torneo parecía completamente sentenciado pero una remontada antológica estuvo a punto de suponer el gran ‘sorpasso’ del Madrid al Barça.

En cuatro jornadas, los blancos le recortaron 11 puntos a los de Luis Enrique y llegaron con vida a las 6 últimas jornadas. La remontada no se produjo por completo pero quedó demostrado que el Madrid nunca se rinde en la lucha por el campeonato. Ni estando a 7 puntos ni a 10 ni a 15 ¡Hasta el final, vamos Real!

El reto de Zinedine Zidane

De hecho, el equipo madridista no se veía a siete puntos del Barça a estas alturas de la competición desde septiembre de 2012 con Mourinho en el banquillo blanco. En aquella ocasión, la situación era todavía peor pues el Madrid se había dejado 8 puntos en las cinco primeras jornadas y estaba a la misma distancia del Barça de Tito Vilanova. Aquel Madrid dimitió de la Liga casi desde la primera jornada, entre otras cosas, por el mal ambiente que existía en el vestuario entre los jugadores y el cuerpo técnico.

Pero la situación ahora es totalmente distinta; Zidane y los futbolistas mantienen una relación excepcional y en la caseta hay ganas y convencimiento para revertir la situación. Aunque parezca mentira, el equipo blanco sigue dependiendo de sí mismo. El objetivo es olvidar la ventaja que tiene el Barça de Valverde y centrarse en ganar cada encuentro: los 3 puntos contra el Alavés deben servir como punto de inflexión.

La ansiedad, el nerviosismo y la relajación en ciertos momentos han terminado por pasar factura. El Madrid viene de ganarlo todo y el ‘bajón’ ha llegado en el campeonato de la regularidad. Pero todavía restan 33 jornadas para remontar lo que parece imposible. La empresa es difícil-el Madrid nunca le ha remontado semejante cantidad de puntos al Barça-pero la historia del mejor equipo del mundo está lleno de retos apasionantes que ha logrado superar ¡A por ellos!
REPORTAJES - DEFENSA CENTRAL
REPORTAJES - DEFENSA CENTRAL