La oferta de un grande de Europa que tuvo Rodrygo antes del Madrid

  • Así lo ha confirmado Elano Blumer, entrenador que lo hizo debutar con el primer equipo del Santos
Rodrygo Rodrygo
Rodryo con el Real Madrid FOTO: Getty

Al igual que pasa con todos los jugadores profesionales, Rodrygo tiene una historia anterior a su fichaje por el Real Madrid, y es que según ha confirmado Elano Blumer, el entrenador que se encargó de hacerle debutar con el Santos, el jugador brasileño tuvo la oportunidad de jugar en el Liverpool. En una entrevista a ESPN aseguró que el actual campeón de Europa estuvo interesado en Rodrygo cuando estaba en las categorías inferiores “pero la oferta era muy baja”.

Rodrygo Goes está viviendo en el Real Madrid uno de sus mejores momentos como futbolista. Ahora mismo es un fijo en el once de Zidane, donde hace unos días debutó en Champions para volver a repetir titularidad esta semana en la goleada del conjunto blanco al Galatasaray, donde tres de los seis goles fueron gracias a Rodrygo. La afición del Bernabéu está encantada con él, y Zidane y sus compañeros sólo tienen palabras de elogio hacia él. (Exclusiva DC: Rodrygo está perdiendo dinero por jugar en el Madrid)

Pero… ¿y si el jugador no hubiera fichado por el Real Madrid? Lo cierto es que según ha afirmado el mismo jugador, el conjunto blanco siempre fue un sueño para él, y ahora lo está haciendo realidad. Aun así, eso no descarta que el brasileño haya tenido más ofertas aparte de la del Madrid, pues Elano Blumer ha confirmado que el Liverpool estuvo interesado en el fichaje del jugador: “Hubo un interés muy fuerte del Liverpool por el chico cuando estaba en las categorías inferiores y ellos querían ir, pero la oferta era baja. Después llegó la oferta del Madrid. Tuve una charla con el club y les dije que valía la pena apostar por el chico y que me gustaría trabajar con él”.

El encargado de hacer debutar a Rodrygo en el equipo brasileño además asegura que desde noviembre del año pasado el Real Madrid hizo notar su interés en el jugador: “Las expectativas con Rodrygo eran muy grandes y les dije que estaba convencido que tendría mucho éxito porque, aunque su juego tiene ya mucha personalidad, todavía le queda mucho por crecer”.