Exclusiva DC: Zidane mostró un enfado brutal en el descanso que nunca se había visto

  • Zidane hizo cuatro cambios, de una tacada, buscando la reacción.
Zidane y jugadores Zidane y jugadores
Zidane y jugadores FOTO: (DC-Aleix)
Manuel Calero Manuel Calero

Zinedine Zidane hizo cuatro cambios, de una tacada, para tratar de agitar un equipo muerto. El Madrid jugó fatal frente al Cádiz y no buscó excusas. Zizou tiró 45 minutos a la basura y fue muy consciente de ello. En el segundo tiempo, buscó contención y profundidad, y así se lo trasladó a los suyos en una breve charla para que entrasen al partido cuatro jugadores de golpe.

El Real Madrid perdió ante el Cádiz, en Valdebebas, por un 0-1 que bien pudo traducirse en un 0-4 en la primera mitad. Los de Álvaro Cervera generaron 5 ocasiones clarísimas ante Courtois y se fueron al descanso con la sensación de saber que estaban perdonando. El mismo técnico de los gaditanos lo aseguraba en la sala de prensa de la Ciudad Real Madrid: “Si perdonas, te acaban ganando, y eso pensábamos al descanso”, matizó.

¿Y qué pensó Zinedine Zidane? El gol del Choco Lozano, tras un desbarajuste total del equipo, dejó al míster muy pensativo. Su fruncido ceño dejaba en evidencia que el entrenador francés quería agitar su once titular. Se equivocó y lo asumió. En su breve charla con los jugadores, con las medidas de seguridad sin dejar entrar a todos en el vestuario, Zizou miró a Casemiro, Fede Valverde y Asensio, además de Militao.

Él mismo explicó que habían tenido una buena ‘caraja’. “No hay explicación, hay que asumir nuestra derrota. No podemos estar contentos. Nos costó entrar en el partido y ha sido muy complicado. En la segunda parte estuvimos un poco mejor, pero si nos meten dos o tres goles en la primera, no hay nada que decir. No hay excusa”, reiteraba el entrenador francés del Real Madrid.

El técnico tenía clarísimo que debía revolucionar el partido arriba y que debía mantener una contención por la que se vio desbordado el equipo. “Físicamente nos ha costado”, dijo Zizou en Valdebebas. Por eso puso a Fede Valverde y Casemiro. El cambio de Militao vino por las molestias de Sergio Ramos, mientras que Asensio entró buscando la profundidad que faltaba por la derecha y que sí que tenía Vinicius Júnior. Un partido que deja un detalle histórico: Zidane gastando los cinco cambios.