Exclusiva: el Real Madrid no le va a pagar a Varane los 11 millones que cobra Alaba

El club blanco no está dispuesto a aceptar las exigencias salariales del central francés


Varane, David Alaba

Varane y Alaba




11 millones de euros por temporada, es la cantidad que reclama Raphael Varane para renovar con el Real Madrid y es una cifra que, según ha podido saber Defensa Central en exclusiva, el club blanco no piensa poner encima de la mesa. El zaguero francés será puesto en venta si no acepta una cifra más baja.

El Real Madrid ha establecido en su presupuesto una renovación jugosa para Varane, que pasaría a cobrar 9 millones de euros, una cantidad notablemente más alta de la que venía ganando hasta la fecha. Sin embargo, el agente del francés exige 11 millones, lo mismo que va a percibir David Alaba.

Es cierto que Varane es un jugador importante que ha tenido gran protagonismo en los éxitos recientes del club, pero no es menos verdad que el sueldo de Alaba se corresponde con el de un fichaje estratégico que no costó ningún dinero a las arcas del club porque vino gratis. Son situaciones completamente diferentes.

El Real Madrid pondrá a Varane en venta

Así, si Varane no entra en razón el Real Madrid no tendrá inconvenientes en ponerle en venta. Al francés le queda solo un año de contrato, hasta 2022, y antes de que se marche gratis el club blanco le pondrá las maletas en la puerta, pensando en recibir al menos 50 millones por su traspaso.

Hasta el momento, Varane venía percibiendo una cifra superior a los 5 millones de euros por temporada incluso contando la rebaja del 10% que la plantilla aceptó por la pandemia. Es decir, con la renovación de 9 millones pasaría a casi doblar su sueldo.

En cambio, su agente es reacio a aceptar la oferta y quiere una renovación más al alza todavía. En el club blanco no lo aceptarán de ninguna manera, más todavía porque lo entienden como un chantaje inadmisible del representante para intentar sacar una mayor tajada con sus comisiones.

Raphael Varane solo renovará en las condiciones que estableza el Real Madrid, y si no las acepta tendrá la puerta abierta para marcharse este mismo verano. El club no pondrá dificultades y buscará llegar a un acuerdo lo más satisfactorio posible con los clubes interesados.




DEJA TU COMENTARIO