Un galáctico, ante su gran decisión: el Madrid o la NBA

  • Nando de Colo ya le ha confesado al club blanco que solo baraja dos opciones: ponerse a las 贸rdenes de Laso o marcharse a la mejor liga del mundo
Florentino y Laso Florentino y Laso
Florentino y Laso.
V铆ctor Avil茅s V铆ctor Avil茅s

El Real Madrid, con la 35潞 Liga de su historia en el bolsillo, quiere darle un nuevo impulso al equipo desde la posici贸n de base/escolta y quiero hacerlo con un jugador de talla mundial. Facundo Campazzo, que vive el mejor momento de su carrera, y Sergio Llull, ahora lejos de su mejor nivel, tendr谩n un nuevo acompa帽ante en la direcci贸n de juego la pr贸xima temporada.

El club blanco baraja varios nombres, m谩s a煤n si Prepelic sale cedido y Causeur no renueva su contrato -est谩 a la espera de confirmarlo por un tema personal-. Laprovittola parec铆a hecho, pero el Divina Seguros Joventut tiene un derecho de tanteo y podr铆a igualar la oferta del Madrid para retenerlo. El regreso del Chacho Rodr铆guez era una alternativa, pero la operaci贸n se ha enfriado en el 煤ltimo tramo. Heurtel, un quebradero de cabeza para os blancos en la final, acaba contrato y gusta en el Madrid, pero el Bar莽a podr铆a ejercer su derecho de tanteo y ahora Nando de Colo ocupa un lugar de privilegio en la lista de futuribles.

La estrella francesa del CSKA acaba contrato con la entidad moscovita y, tras cinco temporadas, pone fin a su etapa en Rusia. De hecho, el propio club y el jugador ya se han despedido de forma oficial. De Colo, tal y como apunta el periodista Carlos S谩nchez Blas, tiene claro que elegir谩 entre dos opciones y ya se lo ha comunicado al club blanco: firmar por el Madrid o regresar a la NBA. (El Madrid 鈥榓ta鈥 al sustituto de Ay贸n: un exNBA)

Sin embargo, su aterrizaje en el flamante campe贸n liguero no ser铆a nada f谩cil. El Valencia Basket tiene sus derechos en Espa帽a despu茅s de su paso por el club 鈥榯aronja鈥 durante tres temporadas (2009-2012) y el Madrid tendr铆a que negociar su fichaje, sin olvidar su ficha de tres millones de euros. De Colo tendr谩 la 煤ltima palabra.