" /> ?>

La táctica de Florentino para lograr los mejores fichajes de Europa

  • El presidente blanco tiene claro que es obligatorio mantener una gran relación con los clubes para, a la larga, poder negociar con ellos, véase el caso de Neymar. El Barcelona, justo lo contrario.
Eriksen, Sancho y Mbappé  Eriksen, Sancho y Mbappé
Eriksen, Sancho y Mbappé
Rubén Gómez Rubén Gómez

Florentino Pérez tiene claro que siempre es mejor estar a las buenas que a las malas, mejor regalando elogios y palmadas que no a la gresca y a insultos. Es una filosofía que en el mundo del fútbol tiene defensores y detractores pero que, a día de hoy, parece que puede terminar siendo decisiva para que Neymar acabe en el Real Madrid y no en el Barcelona.

Y es que el presidente del cuadro madridista puede presumir de tener excelentes relaciones con la práctica totalidad de los equipos de Europa y del mundo. PSG, Dortmund, Leverkusen, Juventus o Milán son algunos de los clubes a los que se califica como ‘amigos’ en el Santiago Bernabéu. Esta política de ‘amistad’ terminará siendo, a la larga, beneficiosa para los blancos. Eso es lo que piensa Florentino, partidario siempre de hacer las cosas por las buenas.

En el lado opuesto al Madrid tenemos al Barcelona. Acabó a leches con Dortmund y Liverpool para conseguir fichar a Dembélé y Coutinho, respectivamente. Al primero le hicieron declararse en rebeldía para forzar su marcha, mientras que con el brasileño insistieron de malas formas hasta que el jugador le planteó un órdago a su entonces club de ‘o me vendéis o me vendéis, no hay otra’. Sobra decir que los sablazos de 130 y 160 millones por cabeza no se los quita nadie. Con el PSG también terminaron a leches (y siguen) por querer llevarse a Verratti jugando sucio, hablando con el jugador, forzando también una declaración en rebeldía que, en ese caso, no les funcionó. Luego llegaron ya los casos Neymar, Rabiot, Di María… (La oferta imposible que avanza L’Equipe: el Madrid dio 3 jugadores por Neymar)

Es por eso por lo que el Madrid lleva la delantera en todo lo relacionado con Neymar. El hecho de que el año pasado el club sacara comunicados públicos desmintiendo el interés tanto en el brasileño como en Mbappé fue algo que el PSG agradeció, un gesto muy apreciado y que no se olvida por París. Todo lo contrario con el Barcelona, siempre con relaciones tensas, cargadas de polémica y sin el más mínimo feeling. Si los culés hubieran hecho las cosas con decoro y con ‘valors’ de verdad, no esa pantomima que promueven y que luego se pasan por el forro, es muy probable que ahora serían ellos los que tendrían todo a favor para hacerse con Neymar.

Lo que es evidente es que si al PSG le dan a elegir el nombre de un comprador para Neymar ese no sería el Barcelona sino que se quedarían con el Real Madrid. La ‘táctica Florentino’ también incluye este tipo de cosas, mantener la paz y la concordia con el resto de clubes porque uno nunca sabe cuándo vas a necesitar algo de esa entidad. En el caso del PSG, la relación es inmejorable. Seguramente, si el Madrid está ‘vivo’ en todo este tema es gracias a que Florentino ha sabido jugar bien sus cartas respetando el señorío histórico del Real Madrid. Los de los ‘valors’, esos que escupen a la espalda, pegan balonazos a la grada, insultan al resto de clubes…¡¡a esos los mandan al carrer en más de media Europa, nadie les traga!!