El dilema de Zidane para el nuevo R.Madrid 2018-19

  • El técnico blanco sabe que tendrá que tomar decisiones importantes...y hay una por encima de todas.
Real Madrid gol en París y Zidane Real Madrid gol en París y Zidane
Zinedine Zidane FOTO: DC
Rubén Gómez Rubén Gómez

El Real Madrid ya está preparando la próxima temporada. Y lo hace con Zidane al frente. El técnico no ha confirmado en el Bernabéu que no vaya a seguir el próximo año, por lo que sus opiniones y decisiones están siendo tomadas en cuenta tanto para la confección de la plantilla como para la pretemporada.

De hecho, este domingo confirmó Odegaard, que está jugando esta campaña cedido en Holanda, que hará la próxima pretemporada con el Real Madrid, señal inequívoca de que los blancos ya están tomando sus primeras decisiones con vistas al curso que viene.

Uno de los temas más ‘peliagudos’ de la preparación del próximo año serán las altas y las bajas. Zidane fue muy claro en el pasado mercado invernal en temas como los de Kepa o Icardi en materia de fichajes o en los de Llorente o Ceballos en las salidas. No quiso el más mínimo movimiento en la plantilla, en ninguno de los dos sentidos. Y así se hizo. No llegó Kepa, que estaba prácticamente cerrado y se detuvieron las conversaciones para pagar la cláusula de Icardi. El técnico que había ganado dos Champions tenía todo el crédito del mundo para tomar sus propias decisiones.

Ahora a Zidane se le presenta una nueva toma de decisiones en la que tendrá que ‘mojarse’. Hay un nombre que no se puede quitar de la cabeza porque sabe que necesita jugar más, tener minutos más importantes y ser considerado casi como un fijo. Ese no es otro que Asensio. El centrocampista pasa por ser la más firme apuesta de futuro del Real Madrid…a coste cero.

El técnico madridista es consciente de que Asensio debe ir asumiendo más responsabilidad y galones en el equipo, pero eso no se puede hacer si al club llegan jugadores como Neymar, Hazard y Lewandowski, especialmente si aterrizan dos de ellos al mismo tiempo. Bien es cierto que todo puede depender de lo que pase con el futuro de jugadores como Isco o Bale. Seguramente sea el galés el que más opciones tenga de salir, pero no es menos cierto que cuando lleguen los partidos importantes los ‘huecos’ en las alineaciones se reducen de forma especial.

Por tanto, Zidane tiene un dilema muy importante. No quiere frenar el crecimiento de Asensio pero sabe que fichando a un par de cracks será complicado ponerle ese cartel de titularísimo al chaval para el próximo curso, año que debería ser el definitivo para su consagración como fijo en el Real Madrid. Es evidente que si Neymar se pone a tiro será fichado, Hazard y Lewandowski también gustan mucho…pero el que seguro tiene un hueco para Zidane es Asensio. Por eso el francés se quiere pensar mucho el tema de los fichajes porque sabe que tiene ya uno ‘seguro’ que no le va a fallar nunca, algo que ha ido demostrando ya esta temporada.